lunes, 31 de octubre de 2011

Arroz con pollo y champis

El día que hice la pechuga de pollo con champis aproveché los rabos de estos para preparar un sencillísimo arroz.
Desde luego esta si que es una receta sencilla y barata pues se usa lo que no se va a comer en los champiñones al horno para hacer este arroz de aprovechamiento.
Lo mejor es que además de rica resulta ser dietética.

Ingredientes. (1 comensal)
- 1 taza cafetera de arroz bomba. (Me regalaron arroz de Ejea)
- 2 1/2 tazas de caldo de carne.
- 3 hebras de azafrán del Jiloca.
- Tallos de champiñones.
- 1/4 de cebolla de fuentes.
- AOV. para freír.

Elaboración:
Sofreír los champiñones junto con la cebolla de Fuentes y el azafrán.
Incorporar el arroz y risolar.
Añadir el caldo y cocer entre 15 y 17 minutos.
Dejar reposar 5 minutos y emplatar.
¡Listo!.
Como acompañamiento y para hacerlo plato único usé el pollo con champis que le había preparado a Tatiana.
¡Ole por la cocina de aprovechamiento!.

Pochoncicos.

viernes, 28 de octubre de 2011

Crema de calabaza

Ya que no hago cosas tipo galletas "hallowineras" esta vez os presento esta receta que creo que es propicia para estas fechas también.....
En Aragón también tenemos nuestra propia versión de la crema de calabaza que, como siempre, se diferencia muy poco del resto de recetas españolas de este tipo.
Aquí le ponemos azafrán. En otros sitios se le pone nuez moscada.....
Luego, en cada casa, como siempre, la cocinera o cocinero le da su toque poniendo mas o menos verduras.
Si, por casualidad, se nos suman más comensales de los esperados tiramos del socorrido remedio de nuestras abuelas que consiste en hacer un rous y añadirlo junto con mas caldo, o agua o leche.... Depende de las manos del guisandero- a.

Ingredientes:
- 250 grs de calabaza naranja.
- 1 zanahoria.
- 1 puerro.
- 1 cebolla.
- 1 patata.
- 1/4 de calabacín. (Reservamos la parte verde)
- 1 bote de mi caldo de verduras
- Azafrán en polvo (Si es del Jiloca mejor que mejor).
- Sal, pimienta y AOVE de Empeltre.

Elaboración:
Cortamos las verduras reservando parte de ellas para hacerlas casi, casi en bruiné.
Ponemos a sofréir nuestras verduras en buen AOVE de empeltre que les da un sabor exquisito.
Cuando llevan 10 o 15 minutos friéndose les añadimos el caldo de verduras y dejamos cocer unos 20 minutos.
Finalizamos esta parte del plato triturando todo y dejándolo con una textura fina, fina.
Por otro lado usamos las verduras y la piel del calabacín bien lavada en bruiné (no tanto como eso pero si muy pequeñas) salándolas y pasándolas por harina y freirémos, de nuevo, con buen AOVE de empeltre.
Tan sólo queda montar el plato poniendo las verduras fritas en el centro del plato para dar colorido y el puntito "crunch" que tanto nos gusta.
Esta vez hasta Tatiana ha dicho que estaba rico. Según ella por las verduras enharinadas, claro porque ella es de "comer masticando". Todo lo que son cremas, etc.... no le hace gracia.

Pochoncicos.

lunes, 24 de octubre de 2011

Muffins bicolor de melocotón y chocolate

Me apetecía hacer unos muffins con poco coloridos y esto es lo que ha salido.
Para hacer los muffins bicolor verticales se necesitan dos personas o ser ambidiestra. Una para cada parte del muffin pues hay que poner la masa a la vez pero tampoco tiene mas misterio.
Resultan muy divertidos y muy ricos.

Ingredientes:
- 300 grs de harina de repostería .
- 1 cucharada de "Royal".
- 2 sobre de gaseosa de papel o gasificante.
- 1 pizca de sal.
- 100 grs de azúcar.
- 2 cucharas, soperas, de cacao puro.
- 80 grs de mantequilla derretida.
- 1 huevo (Yo tamaño L).
- 250 grs de leche.
- 2 melocotones maduros.
- Chocolate en gotas abundante.
Elaboración:
Mezclamos los ingredientes excepto el melocotón y las gotas de chocolate.
Una vez hecha la masa la separamos en dos boles.
En uno pondremos 2 cucharadas, tamaño sopa, de cacao puro.
En el otro ponemos, dentro de la masa, el melocotón cortado en trozos lo más pequeños posible.
Pintamos los moldes de muffins con aceite y colocamos una cucharada de cada masa dentro.
Metemos al horno a 200º 15 minutos y este es el resultado.
Chuli. ¿Verdad?.


Pochoncicos.

jueves, 20 de octubre de 2011

Solomillo relleno con melocotón


Depués de darle muchas vueltas y de no decidirme por una receta he llegado a un quorum conmigo misma y he optado por una receta de carne porque lo más habitual es usar esta fruta para postres y mermeladas pero yo quería salirme un poco del tiesto.
Como siempre, a mi marcha.... A contra corriente aunque ya no es extraño este tipo de platos.
Un plato estupendo para celebrar los "Pilares" o cualquier otra fiesta.


Ingredientes:
- 1 solomillo de cerdo.
- 2 melocotones laminados.
- 1/2 cebolla de Fuentes laminada.
- 1 zanahoria laminada en tiras.
- Sal y pimienta.
- Manteca de cerdo.
- 1/2 vaso de vino de aguaja, blanco.
- 1/2 vaso de moscatel.
- 1/2 vaso de caldo de carne.
- 1/2 cebolla en bruiné.
- 1 melocotón en bruiné.
- 1 cucharada, sopera, de azúcar.
- AOVE.
Elaboración:
Salpimentramos el solomillo.
Rellenamos con el melocotón cortado en finas rodajas. Encima ponemos 1/2 cebolla cortada muy fina (lo mejor es usar mandolina). Seguidamente laminamos, a lo largo una zanahoria tambien muy fina.
Enrollamos y atamos bien dejándolo unas horas en el frigo para que coja los sabores.
Por la mañana metemos el rollo de solomillo en una bandeja de horno con papel sulfurizado con un poco de manteca de cerdo por encima.
Metemos al horno a 180º durante 10 minutos.
Una vez pasado este tiempo incorporamos el vino de aguja, el moscatel y el caldo de carne.
Lo dejamos asar durante 30 minutos dandole la vuelta cada 10 minutos.
Cuando ya está hecho el solomillo colamos el jugo resultante del asado y lo ponemos a reducir.
Mientras se va reduciendo el jugo ponemos a pochar la cebolla que hemos cortado en bruiné. En el momento en que empieza a dorarse le ponemos 1 cucharada tamaño café de harina y dejamos que se tueste esta.
Ya el jugo del asado ha reducido a la mitad y lo incorporamos a la cebolla pochada haciendo una salsa espesa.
Ahora ponemos a la sarten con un poco aceite el melocotón y le añadimos el azúcar.
Una vez se ha dorado lo añadimos a la salsa de cebolla.



Montaje del plato:
Cortamos en lonchas el solomillo, le añadimos la salsa de cebolla y colocamos, al lado el melocotón caramelizado.
Un exquisito plato con mezcla de sabores y textura crujiente gracias a la zanahoria.
El melocotón le da el punto dulce al plato que armoniza a la mil maravillas con el sabor de la carne.


Pochoncicos.

domingo, 16 de octubre de 2011

Hojaldre de firigolla

Os suena raro. ¿Verdad?.
No, no es raro. Ni siquiera es desconocido.
La firigolla tiene muchas similitudes con la escalibada catalana.
Todos sabemos que son platos de verduras al horno que, según la zona, tiene un nombre e incluso tiene algún ingrediente diferente.
Si estuviera hecha en sartén la conoceríamos como "Fritada". Al hacerse al horno o al cálibo (rescoldo) pasa a ser, en Aragón, Firigolla y en Cataluña escalibada.
Este plato nos llega de la zona de Caspe, en bajo Aragón
En el Jalón medio solemos hacer la fritada (firigolla en este caso) sin tomate.
Así pues, como veis, es una receta super sencilla.
En mi caso he puesto alguna otra verdura a parte de las básicas de la receta y eliminado en tomate....

Ingredientes:
- 1 placa de hojaldre.
- 1 cucharada de manteca de cerdo. (Para pintar el hojaldre).
- 1 pimiento verde.
- 1 pimiento rojo.
- 1 cebolla de Fuentes.
- 1 berenjena.
- 1 calabacín.
- AOVE.
Elaboración:
Laminamos las verduras y las ponemos en una buena bandeja de horno con papel sulfurizado para evitar fregotes.....
Salamos las verduras y le ponemos el AOVE.
Metemos al horno durante 30 minutos a 180º.
Escurrimos bien las verduras pues sueltan mucho líquido que podría romper el hojaldre.
Estiramos bien la placa de hojaldre y le colocamos las verduras cerrándola bien.
Pintamos el hojaldre con manteca de cerdo derretida y metemos al horno durante 20 minutos a 180º. (Recordad que los tiempos varían según los hornos)
Ha quedado riquísimo este hojaldre.
Nunca lo había hecho con la manteca de cerdo pero me ha gustado mucho el resultado así que no será la última vez que lo haga de esta manera.
La masa se deshacía en la boca y estaba maravillosamente jugoso.
Nos la hemos comido aún tibia pero tanto en frío, como en caliente es una forma exquisita de comer verduras.
Y es que la huerta aragonesa tiene unos productos fabulosos.

Pochoncicos.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Gelée de moscatel y melocotón con Bureks calandinos


Este mes, el Recetario mañoso lo dedica al Melocotón de Calanda.

Hoy es el día del Pilar así que es día grande en Aragón, España y en toda la Hispanidad.
Como son fechas de fiestas he querido hacer un postre tradicional dándole un toque moderno y, a la vez, unir la cultura árabe que existe en Aragón bajo toda nuestra modernidad.

Nada mejor que este postre para celebrar los "Pilares" y felicitar a todas las mujeres, del mundo, que llevan el nombre de nuestra patrona.
La fecha es de lo más oportuna por la tradición del Milagro de Calanda y la intercesión de la Virgen del Pilar y por el ingrediente en sí que está, ahora mismo, en plena producción.

Calanda es sinónimo de Semana Santa, "Rompida de la hora", tambores, bombos.....
También es mundialmente conocida por ser la cuna de Luis Buñuel (director de cine nacido en el S. XX), amén de Gaspar Sanz (músico del S. XVII), Mosen Vicente Allanegui (impulsor de la actual S. S. nacido en el S. XIX), entre otros.
(Info. obtenida en la página de Calanda).

¿Que os podría contar, yo sobre nuestra fruta mas emblemática?.
Esta fruta tan nuestra nos llegó de la mano de los chinos quienes la introdujeron en Persia.
El gran Alejandro Magno fue quien dispersó esta fruta a lo largo de toda la cuenca mediterránea.
En nuestro país destacan por la densidad en cultivos de esta fruta Extremadura, Tarragona, Barcelona, Aragón, Lérida, Sevilla, Huelva, Valencia y Murcia.
El melocotón más conocido de Aragón es, sin duda, el Melocotón de Calanda cuya D. O. fue creada en 1999.
La D. O. Melocotón de Calanda está formada por 44 pueblos de la redolada (los alrededores).
Es un fruto dulce, consistente y carnoso. Pertenece a la especie "Prunus Pérsica", conocido popularmente como "Amarilo tardío".
Se cultiva embolsado para protegerlo de cualquier plaga, tampoco lleva ningún tratamiento químico que pueda perjudicar su calidad.
Se recolecta entre los meses de Septiembre y Octubre.
(Info. conseguida en Red Aragón, así como en su página web).




Esta vez, mi propuesta son dos platos fusionados en uno para alegrar el paladar y los días de fiesta .

Por una parte tenemos el Gelée de moscatel con Melocotón de Calanda y por otra tenemos los bureks, que son de ascendecia árabe.
Gelée de moscatel con melocotón:

Ingredientes:

- 1 vaso, tamaño de vino, de moscatel (Yo he usado de la D. O. Cariñena).
- 2 cucharadas, soperas, de azúcar.
- 1 lámina de gelatina neutra (Vale también agar agar).
- 1 Melocotón de Calanda.

Elaboración:
Ponemos a calentar 1/2 vaso de moscatel.
Hidratamos la lámina de gelatina y, cuando se deshace en la mano la añadimos al vino, caliente.
Mezclamos bien y añadimos el azúcar, fuera del fuego, removiendo hasta su disolución.
A continuación ponemos el resto de vino Moscatel.
Por otro lado cortamos el melocotón como más nos guste. (Yo he optado por pequeños círculos y bastones).
Colocamos el melocotón en el fondo del vaso y le añadimos parte del vino reservando el resto.
Lo metemos al frigorífico y cuando está gelificado le añadimos el resto del moscatel para volver a meter al frigorífico hasta el día siguiente que acabaremos la receta preparando los bureks de melocotón.
Esta, al fin y al cabo, es otra manera de comer el "Melocotón con vino" de toda la vida.

Bureks calandinos:

Ingredientes:
- 1 lámina de pasta de rollito primavera por burek.
- 1/2 melocotón por burek.
- 1 cucharilla de postre de mantequilla.
- 1 cucharilla de postre de miel.
- 3 cucharadas soperas de moscatel (Opcional).
- AOVE aragonés. (He optado por el del Bajo Aragón, Empeltre).

Elaboración:
Derretimos la mantequilla y le ponemos el melocotón para que vaya soltando jugo.
A continuación incorporamos la miel y dejamos que tome cuerpo.
Rápidamente colocamos las láminas de pasta rollito primavera (se secan muy rápido) y metemos el melocotón en ellas envolviendo tal y como se hace con los ya nombrados rollitos.
Ponemos a calentar AOVE y freímos (también quedan bien hechos al horno pincelados de huevo).
Para la presentación le ponemos un poco de la salsa donde hemos frito el melocotón a la que habremos añadido un poco de moscatel.


Este es el espectacular resultado final.
Un postre digno de ser especialmente dedicado a nuestra "Pilarica".



Además, este mes, el Recetario mañoso se ha unido con la plataforma Saboores con participación de Mermeladas El ababol para premiar todos los que, mes a mes, colaborais en nuestras repescas ofreciendo el premio que veis en la imagen.

Para saber más del asunto pasad por el Recetario mañoso y allí os informaréis perfectamente.

No olvidéis pasar por los blogs de todos los "Mañoso" pues hay recetas estupendas.

Tambien quiero felicitar desde aquí a todas las Pilares, a todos los aragoneses y a la Guardia Civil cuya patrona es la Virgen del Pilar:

Felicidades a todos.

¡Entalto Aragón!. ¡Entaban!.

Pochoncicos.

sábado, 8 de octubre de 2011

Pechuga con champiñones.



Una receta de dieta para Tatiana.
Como la tengo saturada de comer pechuga a la plancha que resulta de lo mas aburrida y "jasca" se me ocurrió aprovechar que iba a hacer unos champiñones al horno para usar el jugo que sueltan y que quedase algo mas jugosa.
La idea es bien sencilla pero quedó un plato que nadie diría que es de dieta.
Ingredientes:
- 1 pechuga de pollo entera salpimentada.
- 2 cucharadas, soperas, de ajo- pere.
- 1 bandeja de champiñones.

Elaboración:
Limpiamos los champis y los ponemos en una bandeja de horno con un poco de sal y el ajo pere.
10 minutos de horno a 180º e incorporamos la pechuga.
Dejamos 5 minutos más todo junto.
Sacamos los champiñones y reservamos.
La pechuga la pondremos en una sartén con el jugo que han soltados los champis y dejaremos que reduzca el líquido.
Luego sólo queda emplatar.
Os puedo decir que quedó de lo más jugosa.
Tatiana ni creía que fuese plato de dieta.....
La única pena que tenía fue que no podía mojar pan en la salsa aunque evité ponerle mucha para no darle en el morro......

Pochoncicos.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Molejillas

Vuelvo a la carga con otra de las recetas, tradicionales, de matacía.
Esta es la presentación más tradicional de esta receta de matacía ya casi exclusivamente conocida en los pueblos.


En mi casa siempre se ha comido el día del mondongo y además de las propias molejillas se le añadía trozos de liviano y el corazón del cerdo, pero la receta básica está hecha con las mollejas del cerdo.
El encargado de hacer este plato siempre era mi padre y no nos dejaba a nadie estar en la cocina cuando él se ponía a prepararlo.
Gracias a Dios conseguí la receta y he podido recrearla resultando igual que las que hacía mi padre.
Nosotros empezábamos la comida con unas migas con uva y, ya, el segundo plato era este.
El mondongo, en los pueblos, casi era una fiesta familiar pues nos juntábamos toda la familia para hacer las diferentes cosas: Morcillas, bolas, chorizos, longanizas....
De ahí venía lo de organizar una comilona familiar a la hora de la cena cuando ya estaba despiezado el "tozino" y listo para ir usando los diferentes bocados que de él salen.




Ingredientes:
- 1/2 kgr de mollejas de cerdo.
- Canela en polvo.
- 2 ajicos y sal.
- 1/2 vaso de vinagre.
- Aceite de oliva virgen aragonés.

Elaboración:
Cortamos en trozos pequeños las mollejas y reservamos. Cortamos los dos ajicos y los majamos en el mortero con un polvo de sal para que no salten y se nos escapen.
Una vez que los ajos están hechos, literalmente, puré, les añadimos el vinagre y reservamos.
Ponemos las molejillas a rehogar y, cuando ha cambiado a un tono rosadico le quitamos la mitad del aceite.
Este es el momento de darle la gracia de la canela y el ajo con el vinagre que habíamos reservado.
Dejar, a fuego medio, nuestras molejillas como unos 15 m., removiéndolas, de vez en cuando para que no se nos "agarren".
El plato está resuelto. Ahora sólo queda elegir el acompañamiento para darle más colorido.
Yo os hago varias propuestas diferentes para poder elegir entre ellas pero realmente, la receta es sólo con los ingredientes que os he dado.

En fin, que las distintas fotos son unicamente presentaciones diferentes para el mismo plato.
Esta es la presentación más tradicional. Vamos, la de toda la vida en los pueblos.


Esta es una presentación que podríamos llamar "Cuatribarrada", por eso de los pimientos.

Esta es una "Barca de calabacín"....


Las sencillas molejillas con cherries y guindillas.....
Dan muchísmo juego estos sencillos bocados del cerdo que se engloba dentro de las llamadas "menuceles".

Todas estas presentaciones son a cual mejor.....
Eso si: No aptas para dietas. Lo siento.
¿Quien se anima a probarlas?.
Personalmente, cada vez que las como vuelvo a los días en que, para entretenernos, a los pequeños nos mandaban a buscar el "espanta morcillas" y nos pasábamos la tarde yendo de una casa a otra "porque se lo había llevado, el día anterior, la tía tal o cual". Casa tras casa, podíamos recorrer todo el pueblo con estta historia pues justo el día anterior o hacía un rato se lo habían llevado a otra casa a la cual también mandaban, claro. Jajajajajajaja.
¡Bendita inocencia!.

Pochoncicos.

lunes, 3 de octubre de 2011

Patatas al ajillo de frutos secos.

Estaba empeñada en hacer, de nuevo, unas Patatas nogadas y convencida de que tenía, en casa, unas buenas nueces que es el ingrediente de donde les viene el nombre a estas patatas....¡Pues señor!.¡Date el demonio que voy a ponerme a la faena y descubro que no tenía!.
Y es que, con dos recetas de patatas nogadas anteriores ya me había ventilado todas las nueces...
Tenía avellanas y piñones pero de nueces no tenía ni siquiera polvo....
Así que usando como base la receta de las patatas nogadas me animé y preparé estas otras que también son muy de la tierra.

Ingredientes:
- 2 patatas pequeñas.
- AOVE aragonés.
- 2 rebanadas de pan frito.
- 1 ajo.
- Un puñado de avellanas.
- 1 puñados de piñones.
- 1/2 cucharada (postre) de pimentón dulce.
- 1/2 l. de caldo de carne.

Elaboración:
Cortamos las patatas en láminas y freímos en abundante AOVE y cubrimos con nuestro caldo de carne.
En un mortero (O en vaso americano o batidora) picamos el pan frito junto con el ajo, las avellanas, los piñones, pimentón dulce, un poco de AOVE y otro poco del caldo.
Cuando el agua de las patatas empieza a bullir le incorporamos el majado y dejamos cocer durante 10- 15 minutos.
Plato resuelto.
Si nos apetece podemos añadir un poco más pimentón. Eso va en gustos, claro.

Desde el momento en que hice el primer ajillo gracias a la receta de nuestra Lola empecé a pensar que era raro que aquí no hubiese una salsa similar y, ¡mira que casualidad!.¡ Claro que la hay!.
Aquí la llamamos "ajada" o, sencillamente "picada", allí la llaman "ajillo".
Dos formas diferentes de hacer una salsa con la misma base: Ajo y pan frito.
Cada zona le damos nuestro toque pero es normal que sean recetas con la misma base pues todos somos de una zona mediterranea donde tenemos productos muy similares.
¿No es genial ver lo lejos que vivimos unos de otros y lo cerca que estamos unos de otros unidos por la gastronomía?.

Pochoncicos.