sábado, 25 de abril de 2015

Micro de lechecillas.


 ¡Esto si que es una chorradilla que te quita el "apetito" de tapeo!.
Desde luego no tiene ni un misterio porque simplemente fue coger unos trocicos de lechecilla de ternasco con ajetes y ponerlos en dos dedicos de pan. Luego preparé un estupendísimo ajo- pere con nuestro AOVE de la D. O. Sierra del Moncayo.

A mí me encanta este tipo de tentenpies y me parece ideal para el reto de este mes porque, por supuesto, está hecho con el mismo aceite ya citado y es de lo más adecuado como 2ª aportación para el Recetario Mañoso y sus tres ingredientes de la temporada: Ternasco, AOVE de la D. O. Sierra del Moncayo. y Masas aragonesas.
 Este es otro de esos bocadillos tan típicos de los bares y tascas de Aragón y no podía dejar pasar la oportunidad para darme este mini gustazo.
Ha sido gracias a Laura y a Jose el encontrar una excusa para dejar de lado el miedo al ácido úrico y volver a paladear esta maravilla.

Este mini o una ración de madejas, hechos con nuestro buen AOVE no van a dejar indiferente a nadie.
Besicos.

jueves, 23 de abril de 2015

Cuscus de pollo y verduras


 Fácil y rápido es este plato porque mientras se asa el pollo nos ventilamos el resto del menú.
Es ideal para celebrar S. Chorche. ¡Profés que si! y espero que os guste.

Ingredientes:
- 1- 2 muslos de pollo por persona.
- Jugo de asar champiñones y setas.
- AOV.
- Zumo de medio limón.
- 250 grs de cuscus rápido.
- Agua, pimienta y sal.
- 1 pella de mantequilla.
- 1/4 de calabacín.
- 6 judías verdes.
- 1 cucharada (café) de fécula de patata.
 Elaboración:
Ponemos a asar el pollo salpimentado y le añadimos el jugo de champiñones y setas asados, 3 cucharadas de AOV. y el zumo de 1/2 limón.
Asar  durante unos 45- 60 minutos.
Mientras se va haciendo el pollo prepararemos el cuscus siguiendo las indicaciones del fabricante.

Ahora cortaremos las judías verdes en láminas, como si fueran spaguettis y el calabacín en dados pequeños.
Saltearemos el calabacín y reservaremos el aceite para, una vez escaldadas 3 minutos las judías verdes incorporarlas y saltear en el mismo aceite.
Cuando el pollo está hecho escurrimos los jugos del asado, les añadimos un poco de agua y llevamos a hervor.
Mientras esto ocurre disolveremos una cucharada (café) de fécula de patata y se la añadiremos a los jugos para hacer una estupenda salsa que nos acompañará de maravilla nuestro plato.
El montaje es bien sencillo.
Colocar el cuscus en el molde que más os guste, volcarlo en un plato y decorar con las verduras coronando con los muslos de pollo y acompañando con un bol lleno de la salsa que hemos hecho con los jugos del asado.
¡Sencillo y rico!!!.

Besicos.

martes, 21 de abril de 2015

Fritada de ternasco


Este plato es muy similar a la Fritada de tozino. que publiqué allá por el 2009.
También es de nuestra cocina tradicional y también es otro de los grandes desconocidos incluso en nuestra tierra.

Esta vez lo he cocinado para mí sola así que las cantidades tienen que ser pequeñas a la fuerza.
Esta es mi 1ª aportación al Recetario mañoso que tiene como anfitriona a Laura y su tutor es Jose.
Esto de estudiar me ha apartado, por una temporada, del fogaril pero ya imaginaréis que esto no me lo puedo perder así que espero que os guste este nuevo plato de nuestra más tradicional y cuasi olvidada gastronomía.

Ya sabéis que mientras estoy con el tema del estudio tengo cerrados los comentarios pero si queréis poder decirme si os gusta en el fb.
¿Vamos a ello?


Ingredientes:
- 1 patata de tamaño medio.
- 250 de puntas de espalda de ternasco.
- AOVE.
- 1 vaso de vinagre.
- 2 ajos.
- Canela. (1 cucharada sopera aprox.)

 Elaboración:
Primero de todo quitaremos los huesos que lleven las puntas de espalda del ternasco.
Las salaremos y las pondremos en el vinagre que llevará los ajos cortados muy finos y la canela. Lo dejaremos en reposo unas dos horas.
Pasado ese tiempo podemos empezar la elaboración auténtica.
Pelamos la patata, la cortamos en cuadraditos pequeños y la ponemos a freír en abundante AOVE.
Cuando empiece a ablandarse la patata le retiraremos la mitad del aceite usado y le añadiremos el ternasco que tenemos en el vinagre. Por supuesto que el vinagre con el ajo y la canela van también a la sartén.
Dejaremos que se cocine todo junto unos 15 minutos y ya tenemos nuestro plato listo.
El conjunto queda muy tierno y fácil de comer.
Desde luego no se le "hará bola" a nadie y vais a disfrutar de lo lindo con él.
Tengo que decir que vuelve a ser uno de esos platos de aprovechamiento máximo del producto porque, como ya he explicado, se hace con partes del ternasco que se pueden encontrar incluso en la zona de menuceles. Es muy, pero que muy barato y más de uno se va a sorprender con él.
¡De nuevo lo mejor es recurrir a la memoria tradicional!.

Besicos.