martes, 31 de agosto de 2010

Magdalenas con Harimsa

¡¡¡De vuelta a los fogariles, chic@!!!.
Un día antes de lo previsto (1 de septiembre) pero es que, ya, me canso de no publicar.
A ver lo que nos cuesta ponernos las pilas de nuevo porque, después de un mes, de vaguear y estar "espatarrás" en el sofá, me da, a mí, que nos va a costar un poco meternos, de nuevo, en el engranaje de los post.
Ya era hora de publicar estas fotos, que me cansaba de verlas, por ahí, perdidas y sin decidirme a publicarlas, durante el mes de agosto.
Esta, me parece la forma mas adecuada de iniciar la campaña 2010- 2011.....( Parece que vayamos a ir a coger fruta).
Como veis, estas magdalenas están hechas con la harina de Harimsa especial para ello, precisamente.
Desde luego esponjosas quedaron un rato largo y jugosas. Que duda cabe.....
Sencillamente seguí la receta que viene en la caja así que no os voy a marear volviendo a contar el "making off".
Sólo les vi un fallo que, unicamente, se puede achacar a mi gusto personal.....
Me supieron, demasiado a "química".
No sé si a vosotr@s os ha pasado lo mismo o, esto, entra del apartado "cosas mías".
Es decir.... Mi propio gusto. Lo dicho.
Salió harina para dos docenas de magdalenas.
La 1ª docena es esta y la segunda, como la 1ª no me convenció la hice añadiendo cacao, puro, en polvo.
Esa si que me gustó. Supongo que el cacao enmascaraba el sabor a química; pero tengo que decir que si las primeras volaron rápido las segundas duraron menos aún y no les tomé ni fotos.
Así que este es mi resumen de mi experiencia con esta harina.
El resto de harinas, de Harimsa, me está esperando, en la despensa, hasta que me venga la inspiración.
Mientras tanto, la harina de cocina normal, de harimsa, ya va buena. Y tengo que decir que esa si que me gusta como deja los platos.

Pochoncicos.