viernes, 19 de abril de 2013

Quiché de manzana

 
Pocos postres se prodigan en este blog pero, los fines de semana, me gusta hacer alguna cosica y así, el lunes, tengo un almuerzo que sube los ánimos y da fuerza para acabar la jornada de trabajo.
Ni que decir tiene que esta tarta la hice con ese fin además de para dejar vacío el frutero de manzanas viejas.
Ingredientes:
- 1 hoja de masa brisa.
- 6 manzanas.
- 4 huevos.
- 200 ml de nata de cocinar.
- 3 cucharadas de azúcar.
- Mermelada de melocotón.

Elaboración:
Poner la hoja de masa brisa en un molde de horno y dorarlo a 200º unos 20 minutos. (tiempo aprox.)
Descorazonar las manzanas y cortarlas en rodajas.
Reservar, al menos, 2 manzanas en rodajas que pintaremos con limón para que no se oxiden.
El resto de manzanas las trituraremos y les incorporaremos los huevos, la nata y el azúcar pasando todo por la batidora.
Una vez que la masa brisa está hecha ( para ello la pincharemos y le colocaremos unos garbanzos para que no suba la masa.) le volcaremos la masa de manzana y vuelta al horno otros 20 minutos a 180º.
Yo lo que hice fue sacar la tarta a los 10 minutos y colocarle las rodajas de manzana y vuelta al horno otros 10 minutos.
Sacaremos, dejaremos enfriar y pintaremos con mermelada de melocotón rebajada con agua.


Con esta tarta aproveché  las manzanas que había en el frutero y que no nos apetecía, ya, comerlas.
Empezaban a estar arrugadas así que hubo que darles salida. Esta fue la forma de comerlas sin ninguna pega.
¡Somos muy lamineras Tatiana y yo!!!.

Pochoncicos.