jueves, 4 de noviembre de 2010

Vamos con un postre rápido

Este postre lo hice en un periquete y para salir del paso con algo sencillo y fresco.
Por supuesto, tiene su versión de dieta, aunque yo no la necesito pues, los siento, chic@s, pero, desde el verano he adelgazado 7 kilos y...¡¡¡ sin hacer dieta!!!.
Como decía mi padre..... "debo ser tocinico de mala raza".
Mi madre dice que me estoy quedando demasiado "esmirriada".....
¡Que mala soy!.
Pero yo me comí este postrecico casi, casi, al estilo bebé..... Es decir:
¡Que se me caía por la barbilla y todo!
Ingredientes:
- 1 melocotón, por copa.
- 1 yogur griego, por copa.
- 1 cucharada de azúcar, por copa.
- Unas gotas de esencia de rosas, por copa.
- 1 orejón, por copa.

Elaboración:
Cortar el melocotón muy fino y colocar en el fondo de la copa.
Edulcorar el yogur y añadirle las gotas de esencia de rosas.
Adornar con un orejón muy laminado y albahaca o menta o hierbabuena.
Para la versión light solo hay que cambiar el yogur griego por uno descremado, el azúcar por sacarina o sirope de agave y poner mas melocotón en lugar del orejón.
La esencia de rosas es insustituible, pero tampoco aporta calorías, realmente.
Otra buena opción sería añadir esencia de azahar o de vainilla y tendría un resultado exquisito, también.
Y si ya os animáis y le dais un toque colorido, al yogur, con los colorantes alimentarios que tenemos a mano......
Dejad que la fantasía vuele. La mía va rauda, cual ráfaga de cierzo......

Pochoncicos.