viernes, 25 de enero de 2013

Novena reconstituyente

Este mes el Recetario mañoso ha sido dedicado al vino del Somontano y tenemos un anfitrión que ha tenido un ojo avizor para elegir el ingrediente pues el vino nos da muchísimo juego en la cocina y hay autenticas maravillas de platos que así lo demuestran.Nuestro anfitrión es Jose, del blog Aishakandisha
                                                   
El mentor, o tutor (como más os guste definirlo) es otro Jose. Vamos, que es nuestro Jose así que tenemos un Pepe al cuadrado y seguro, seguro que todas las recetas cuadrarán a las mil maravillas.
Yo me he inclinado por otra receta de las tradicionales que incluso ha dejado de estar de moda o, al menos, ya no se hace tanto como antaño.
Las "novenas reconstituyentes" eran unas tandas de 9 días (su nombre lo dice, claro) en los que se tomaba este "ponche" y que servían para la recuperación de un enfermo cuando salía de una de aquellas enfermedades que ahora ya no se "estilan" o que tienen tratamientos mucho más rápidos y efectivos pero, antiguamente la sabiduría popular tiraba de estas cosas porque no existían las vitaminas, por ejemplo.
Como siempre, los ingredientes eran de lo más común en todas las casas y tenían mucho poder tanto nutritivo como vigorizante.
4 ingredientes (5 en mi caso pero por pura elección mía) componen esta receta que levantaba de la cama al convaleciente o daban energía a los estudiantes a la vuelta de los duros examenes. 

Ingredientes:
- 1 yema de huevo.
- 2 cucharadas de azúcar.
- 2 cucharadas de vino blanco del Somontano  (la receta tradicional lleva vino rancio)
- 1 vaso de leche (yo semi).
- Aroma de vainilla (opcional)

 Elaboración:
Unimos la yema del huevo y el azúcar mezclando bien.

 Os quedará una textura como esta.

 Seguidamente le añadimos el vino blanco y batimos bien.
A continuación incorporamos la leche


Ya tenemos muestra 1ª tanda de la "novena" lista para tomar.
No lleva ni 5 minutos de preparar y acaba siendo un rico batido al huevo y vino.


Por esas cosas de la curiosidad se me ha ocurrido añadirle un poco de vainilla y ese ha sido el toque de la perfección.
¡Resulta que tenemos nuestro propio "ponche de huevo"!.
¿Os animáis a probarlo?.
En casa, la "catadora", que es bien rarica en cuestión de gustos, ha dicho que estaba muy bueno...
Personalmente si que me ha gustado así que yo os animo a que hagáis la prueba.

Pochoncicos.

25 comentarios:

  1. Que recuerdos!!!!
    Esto me lo hacia mi madre cuando hacia mucho frio antes de ir al colegio, asi que me iba bien calentica y traia buenas notas, bsssss.sefa

    ResponderEliminar
  2. Eso del huevo crudo en la leche nunca me gustó quizás porque mi madre al verme tan flaco me daba muchos, pero así con vinico y tal lo mismo me animaba. Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Buen reconstituyente si señor, muy buenos esos vinos de Somontano, los Enate nos gustan mucho.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Mi madre nos preparaba esta pócima curativa, me suena que ella le ponía un toque de coñac o algo que se llamaba ...Quina Santa Catalina, no se, igual era vino rancio.
    Un buen reconstituyente para estos días de frio y cierzo.
    Besikos compañera, que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. me encanta! esto me recuerda a mi abuela que lo hacia mucho como reconstituyente para un resfriado! bicos

    ResponderEliminar
  6. Esto me lo daban cuando era pequeña y me sabía a gloria, lo que no sé es como llegaba al colegio, aunque solo tuviera que cruzaar la calle jejej.

    besicos

    ResponderEliminar
  7. A mi la yema esa me recuerda mi niñez en casa de mi abuela que me lo daba porque era muy mala comedora y la verdad no me gustaba nada, tendré que probarlo ahora a ver si mis gustos han cambiado. besicos

    ResponderEliminar
  8. Yo es una cosa que odiaba, como bien decís que porque nos lo hacían comer a la fuerza. Recuerdo que mi madre les hacía a mis hijos huevos pasado por agua y les ponía miguicas de pan... a mi me daba un asco horrible!!! Os acordaís del Vino Quinado.... "Abre el balcón y echa un jamón, mira que viene Quinito¡¡¡¡ anda que no nos levantaba aquello la moral para afrontar las matemáticas, el cálculo y la formación del espíritu nacional (bueno, eso yo que soy mayor ajajajaj).

    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  9. Si, si me animo jajaja. Algo parecido se lo daba mi madre a mi cuñada después de dar a luz ajaaj dice que es lo mejor para recuperarse y tanto...... no te digo!!!!!!!!
    Besinos

    ResponderEliminar
  10. Vaya hace tiempo que no he visto esta receta antaño la daban para fortalecer como tú dices, a mi me la daban para la flojedad y la anemia, lo preparaban con quina, y sin vainilla, asi mas rico entra mejor.
    un ponche fantástico.
    besos guapa
    feliz finde

    ResponderEliminar
  11. Jejejejejeje.

    A mí nunca me tuvieron que dar ese tipo de cosas. Más bien todo lo contrario. Yo me pasaba la vida a dieta...
    Pilar, a mí me encantan los huevos pasados por agua con miga de pan. Hace ni sé que no me como uno así.
    Voy a tener que solucionarlo eso pero ya!.
    Es cierto eso de la Quina Santa Catalina.
    Yo me acuerdo del anunció del "Quinito" pero mi madre siempre me estaba diciendo..."Eso, tú, no lo necesitas.


    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  12. Que recuerdos como me acuerdo cuando mi madre me preparaba leche con yema de huevo y azúcar..:)
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  13. ¿?¿?¿?¿? Pos yo no he conocido ésto....jajaja, se ve que no me han tenido que reconstituir...jajaja. Gracias por tus palabras y me llevo tu aportación al mañoso. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, yo tampoco lo he conocido hasta hace poco y fue por curiosidad porque a mi no me hacia falta meter más energía al cuerpo. Jajajajajajaja.

      Pochoncicos.

      Eliminar
  14. Uyyy...!!!!, esto me recuerda a mis tiempos de pequeñita, esto te lo daban si perdías el apetito.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, me alegro mucho de verte.
      Tu nieta te tiene super atareada y seguro que le estás haciendo un montón de cosas bonitas.

      Pochoncicos.

      Eliminar
  15. Uy...!, esto me recuerdo cuando yo era pequeña, rápidamente te lo daban si se te quitaba la ganica de comer.
    Besicos

    ResponderEliminar
  16. Por lo que veo a todos nos trae recuerdos de cuando éramos pequeñas, para que nos abriera el apetito y claro el apetito se desbordó y ahora nadie nos para, jejeje.
    La vainilla ha de ser la gran diferencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Vaya !! no me extraña que sea reconstituyente con estos ingredientes, menuda energía te tiene que dar! Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Yo también recuerdo!!!!jajajajaja...mi madre me lo hacía con vino también, pero de echarle leche no me acuerdo, me decía ala hija tomate el "Ponche" así lo conocíamos en casa, y lo cierto es que no nos ha ido nada mal, así estamos nuestra generación....
    Muxos bscssss.....

    ResponderEliminar
  19. Yo tambien tome algo similar.Cuando tenias pocas ganicas de comer. Aunque tambien me daban "Quina Santa Catalina". Tiene que saber muy bien. Besicos.

    ResponderEliminar
  20. Buen reconstituyente si señor, y además seguro que bien rico, una receta muy Mañosa.
    Un bico

    ResponderEliminar
  21. Casi entran ganas de ponerse "pochillo" para poder disfrutar de este reconstituyente, jejeje.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola amig@!

    He conocido tu blog un poco de casualidad, navegando por la red y otras líneas de amigos. Lo primero de todo, quería acercarme por tu casa para saludarte.

    Es un placer para mi persona aprender de otros estilos, narrativas, formas de explicar las cosas y en definitiva, otras personas.
    No todo el mundo es consciente de lo complejo que es mantener un blog en activo, el tiempo que requiere por nuestra parte y los vínculos emocionales que se pueden conseguir con otras personas.


    Vivimos en un mundo donde la carencia de tiempo es algo muy real, que diariamente sucede y como te digo, mantener un blog en activo presenta una serie de dificultades.

    Por eso mi más sincera enhorabuena y también apoyo para seguir en esta misma línea, que no es para nada sencillo, pero si aporta enormes beneficios a muchas personas.

    Con tu permiso, volveré en unos días para comprobar si hay novedades por tu parte.

    Si te apetece puedes pasarte por felicidadenlavida

    Un cordial saludo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  23. Jopee! Y el vino quinado, ya ves... ¡Anda que no era popular!. Estamos hablando de los años 50 o 60 por lo menos.
    jeje...
    Actualmente tiramos de las vitaminas de farmacia, pero yo creo que hay gente que aun se sigue "fortaleciendo" con estas bebidas porque a veces lo oigo decir.
    La combinación debe estar riquísima, como que me han dado ganas de prepararme una a ver que tal sabe.
    Besicos.

    Besitos.

    ResponderEliminar