lunes, 31 de agosto de 2009

Tortilla huertana


Bueno, después de una semana sin ganas de poner nada nuevo en el blog, por la murria estival y por llevar una vida de locos que ni os cuento, esta mañana he perdido la vagancia y, por fin, le he hecho foto a algo que tenía recién acabado de hacer.
Vale, que ya sé que, quien más y quien menos, todos sabemos hacer una tortilla.
Desdes luego no es un misterio, pero , ahora que no nos lee nadie os contaré un secreto: Hacer tortilla de patata me da una pereza....
Vale, que también sé que no tiene ningún misterio lo de freír las patatas, batir el huevo y mezclarlo. No me van a dar el Nobel por una tortilla (aunque cuantas veces he pensado que el buen señor Alfred ya podría haber inventado algo menos dañino y más productivo para la humanidad).
Alguien debería escribir un ensayo titulado "La tortilla de patata o la cuadratúra del circulo".
Oye, al fin y al cabo pensamientos mas improductivos han tenido a filósofos mundialmente reconocidos. (Lo de "oda a la tortilla" también lo había pensado, pero es que eso está ya muy visto). Jajajajajajajaja. Hoy estoy animosa, mira tú por donde.
A lo que iba....
Pues eso, que hoy "Tortilla huertana".
Ingredientes:
- 3 patatas hermosotas.
- 1 cebolla en bruiné.
- 1/2 taza de guisantes congelados. ( Leches!, lo que tenía... que remedio)
- 3 pimientos verdes, cortados en bruiné (Mira, que también los tenía congelados).
- 3 huevos de tamaño mediano.
- 1/2 brick de nata para cocinar.
- 1/2 pastilla de caldo de verduras.
- Aceite de olivica y sal al gusto.
Elaboración:
Digamos que elaboración mixta (mitad sartén, mitad microondas), más que nada por experimentar... Ya me conocéis.
Buenos, pues después de dividir las verduras en dos partes. Con aceite correspondiente, cada una, claro. Una parte ha ido al micro durante 5 minutos mientras el resto se hacía en la sartén.
Pasados los 5 m ha tocado cambiar las tornas. Es decir: las de la sartén al micro y viceversa.
Bueno, pues cuando han pasado por el micro las dos partes de verduras las he vuelto a unir en la sartén, les he incorporado la media pastilla de caldo de verduras y la sal y he seguido friendo hasta que han quedado de un colorcico que me ha gustado.
He arramblado la batidora y he mezclado los huevos con la nata y una pizca de sal mientras se escurría el aceite de las verduras.
¡Vuelta a partir en dos las verduras! y esta vez también los huevos.
Luego he seguido el procedimiento corriente de hacer una tortilla, osea dejar que se cuajen los huevos a fuego medio para que no se haga demasiado rápido el huevo y quede cruda, por dentro la tortilla, aunque eso, ahora, con los microondas tiene solución rápida. Minutos de micro con la tortilla acabada y a medio cuajar y sale "chapó". Pero, que conste que no ha sido el caso.
Bueno, como podréis imaginar han salido dos señoras tortillas así que tengo apañadica la cena para dos días como mínimo.
Y estas han sido las "aventuras y desventuras de la tortilla en la boca de un.... " (En los puntos suspensivos dignaos vosotros en poner quien más os apetezca).
Esta ha sido la primera y la última vez que uso el corrector de ortografía. ¡Menudo rollo!. Las faltas, a veces, las pongo adrede porque así se llama la atención del lector.
Pochoncicos y ¡Buen aprofeito!.