lunes, 28 de noviembre de 2011

Revuelto de morcilla y piquillos rellenos con él

El fin de semana que pasé en Salvatierra de Esca estuve en su pequeño, pero la mar a acojedor, restaurante Hostal rural Virgen de la Peña (antes Casa Miguela) y al mirar la carta vi este plato que me encantó por eso de ser cocina tradicional y, según me enteré es una receta de la famosa Miguela.
Creo que me he ceñido bastante a la receta original pues ya hace unos días que estuve allí y no recuerdo bien los componentes pero, aún así, creo que ha quedado si no igual casi, casi.
Ingredientes:
- 100 grs de cebolla en bruinée.
- 100 grs de pimientos en bruinée.
- 1 morcilla de buen tamaño.
- Piñones.
- Pasas de moscatel.

Elaboración:
Pochar la cebolla y los pimientos y, cuando empieza a ponerse transparente la cebolla añadir la morcilla deshaciéndola.
Cuando la morcilla ha quedado completamente deshecha le añadimos los piñones y las pasas de moscatel y dejamos que se acabe de cocinar.
Sencillo plato a la par que exquisito.
Yo le he añadido 1/4 de vaso de caldo y unas nueces que tenía picadas y se iban a estropear si nos las usaba ya mismo.
He dejado que se redujera el caldo y se integrara el la receta.
Como me ha sobrado bastante aún he preparado unos piquillos rellenos con este revuelto.
Lo cierto es que tienen tan buena pinta como el propio revuelto y cambian por completo al presentarlos en los piquillos.

Esto también se puede congelar y sacar cuando quieres dejar sorprendidos a los invitados con un picoteo de base completamente tradicional.
Os puedo decir que no os dejará indiferentes en absoluto.

Pochoncicos.