domingo, 10 de marzo de 2013

Tortilla huertana guisada


 Bueno, pues ayer le compré a Tatiana una bandeja de champiñones porque le encantan y como son tan sencillos de hacer y tienen tanto aprovechamiento los suelo incluir en la lista de la compra y así nos damos, todas, una alegría ya que nos encantan.
Por otro lado tenía 1/2 patata que había sobrado al preparar una tortilla, también había unos trozos de pimiento rojo y verde que, no sé como, se habían quedado tapados por una lechuga y empezaban a quedarse un poco mustios así como un calabacín que había corrido la misma suerte que los pimientos dando el resultado que se había empezado a florecer por un lado.
Allí me teníais a mí, cuchillo en mano dispuesta a diseccionar las partes estropeadas de los productos y a no permitir que se desaprovecharan aquellas hortalizas.
Con esos ingredientes y un ajo hice la tortilla huertana, esta vez.
¡Y resulta que sobró!.

Pero quieta!!!!!!!!!!.
No hay que correr.

Vamos con la explicación del "Como lo he hecho".

Ingredientes:
- Los rabos de los champiñones a asar.
- 1/2 cebolla.
- 1 paquete de mini tacos de jamón.
- 500 ml de caldo de verduras.
- Los restos de una tortilla huertana (pimientos, calabacín, patata, cebolla y ajo).

Elaboración:
Primero de todo he preparado los champis para hacerlos al horno y, aprovecho los rabos para cortarlos y freírlos y que acompañen a mi preparación de hoy.
Sofrío los rabos, cortados, con una cebolla y añado el jamón para que coja más sabor el sofrito.
Cuando el sofrito está hecho le añado un puñado de arroz.
Corto la tortilla en tacos y la pongo a cocer en el caldo de verduras.
Ahora incorporo el sofrito, con el arroz incluido y dejo cocer los 20 minutos que mandan los cánones para que se haga el arroz.
¡El plato está listo!.
Tan sólo le he puesto dos champis y ya tengo un señor plato único, completo, rico, sano y barato.

¿Quien puede pedir más?.
Este guiso, en sus mil versiones, nos han llegado de parte de nuestras abuelas para enseñarnos a aprovechar hasta lo más mínimo en la cocina.
Es todo un señor plato "anticrisis".

Pochoncicos.