viernes, 13 de diciembre de 2013

Albóndigas de blanco ibérico y tomates secos



¡Como le gustan a Tatiana las albóndigas!.
Suelo hacer siempre muchas para tener solucionado el 2º plato a menudo.
Cada vez voy cambiando algún ingrediente para darles un toque personal distinto cada vez.
Unas veces les pongo queso, otras les pongo paté...
Esta vez las hice con blanco ibérico, un poco jamón cocido que había en el congelador y unos tomates secos.
Resultaron estupendas y no os podéis imaginar lo rápido que desaparecieron nuestras raciones.


Ingredientes:
- 1 kg de carne picada.
- 2 rebanadas de pan empapadas en leche.
- 1 huevo.
- 150 de blanco ibérico.
- 100 grs de jamón dulce.
- 10 trozos de tomates secos hidratados en AOVE.
- 3 ajos picados muy pequeños.
- 1 manojo de perejil fresco bien picado.
- Pan rallado.

Elaboración:
Picar todos los ingredientes y unir trabajando bien la masa.
Cortar en trozos muy pequeños los tomates secos hidratados en AOVE y mezclar con la masa.
Bolear y pasar por harina.
Freír en abundante aceite e incorporarlas a una buena salsa de tomate frito (La mía llevaba orégano).



Suelo hacer muchas unidades porque tengo la costumbre de llevarle a Manolo y ahora también le guardo a Tatiana así que lo que hago es freírlas y congelarlas.
Os animo a probar esta versión de albóndigas. Son riquísimas.
¡Que genial es ir cambiando nuestras recetas de siempre!.

Pochoncicos.