lunes, 13 de enero de 2014

Tarta de licor de piruleta

 Esta tarta ha salido de dos recetas diferentes...
La 1ª la hizo Mese y la 2ª es del Nuero.
Cuando se la vi a Mercedes me gustó tanto la idea que me guardé la receta para cuando me decidiera a hacerla. (Ya sabéis que soy poco pródiga en postres).
Al ir a hacerla me encontré con un pequeño problema y es que me dí cuenta de que no tenía nata para montar así que para solucionar ese problema lo que hice fue recurrir a la receta de cheese cake del nuero que tengo publicada, ya, en el blog.
Entre la una y la otra tengo que decir que quedó un postre espectacular que repetiré en alguna otra ocasión.
 Ingredientes:
- 1 base de bizcocho.
- 1 1/2 caja de queso crema
- 1 caja de nata para cocinar
- 1 medida del envase de la nata de leche.
-1 medida y media del envase de la nata de azúcar.
- 20g de gelatina en láminas.
- 6 piruletas de las de corazón.
- 50ml de agua.
- 30ml de licor de piruletas
 Elaboración:
Haremos un licor derritiendo las piruletas escachadas junto con el agua y el licor de piruletas (Haremos el doble de cantidades para sacar de ahí tanto el licor para la crema de queso como una gelatina de piruleta posteriormente)
Poner a hidratar la gelatina.
En una sopera poner a calentar la nata y el queso junto con la leche y el azúcar.
Cuando se han unido bien, sin hacer grumos los ingredientes le añadimos la mitad del licor de piruleta que hemos hecho anteriormente.
Ahora cogeremos la mitad de la gelatina que hemos puesto a hidratar y se la añadiremos a la crema dejando que se disuelva perfectamente.
Pondremos en el fondo de un molde desmoldable una base de bizcocho (Yo tenía uno de chocolate que compré así que usé ese mismo bizcocho). Le volcaremos la crema de piruleta recién hecha y dejaremos que se enfría para meter, después al frigorífico.
Mientras se enfría, en el frigo nuestra base de tarta calentaremos el licor que hemos preparado anteriormente
y  le añadiremos el resto de hojas de gelatina que teníamos puestas a hidratar.
Volcaremos este licor sobre nuestra crema de queso y piruleta y dejaremos que se gelifique (Mejor si se hace de un día para otro o, como mínimo, con 3 horas de tiempo)

 Después tan sólo hay que desmoldar y lista para comer esta espectacular tarta.
No penséis que durará mucho tiempo en el frigo...
¡Lo cierto es que desaparece una facilidad sorprendente!.
Este fue el postre de la cena de Noche buena y comida de Navidad y siendo que fuimos 3 a cenar y comer no llegó a durar 4 días en el estante del frigo...
No puedo decir más.

Besicos.