viernes, 17 de octubre de 2014

Torre de calabacín y tomate con jamón y pasta



Hoy 17 de octubre se celebra el Día Mundial de las Frutas y Verduras.

Marisa de Thermofan y Rosalía de Rossgastronómica, nos propusieron preparar una receta sana con fruta o/y verdura para publicarla en nuestros blogs hoy. Nadie sabíamos con antelación quién iba a participar. Así que si vas al final de mi entrada, justo hoy, podremos todos saber qué blogs y qué recetas hemos participado en este pequeño reto.

Nueva Zelanda fue el primer país que dio la bienvenida a esta iniciativa el pasado año con el fin de que a nivel internacional, se incrementara el consumo de fruta y verdura y conseguir de esta forma una mejora de la salud.

Este país es líder en este campo y el lema, 5+ A Day (5 al día) ha unido a otros 23 países en esta celebración. En España, la Asociación “5 al día, trabaja creando campañas con el objetivo de promocionar hábitos de alimentación saludables y el consumo de 5 raciones de frutas y hortalizas al día.


Como ultimamente estoy a dieta y quiero desmitificar eso de que "se pasa hambre" o lo de que "solo es verdura" lo que incluya una dieta voy a apoyar a Marisa con este plato.
Si, muy sencilla la elaboración. Si pocas calorías pero ya veis la pinta tan rica que puede tener una comida sana.
Desde luego si queréis que sea aún menos calórica o grasa tan sólo hay que eliminar el "blanco" de los filetes del jamón pero resulta que yo necesito hasta esa poca grasa.

Ingredientes:
- 30 grs de pasta (pesada en crudo).
- 150 grs de calabacín.
- 150 de tomate.
- 2 filetes de jamón serrano (Yo de Teruel, por supuesto).
- 1 cucharada sopera de AOVE.
- 2 cucharadas de agua.

Elaboración:
Cortamos el calabacín y el tomate bien finos (mejor usar una mandolina).
Salamos, por separado y dejamos escurrir.
Ahora las rodajas de calabacín las ponemos en el aceite con el agua y dejamos que maceren un poco.
Cocemos la pasta en agua con sal (sin aceite).
Plancheamos el calabacin estando muy pendientes de él ya que al llevar poca grasa se puede pegar o quemarse muy fácilmente.
Una vez que lo tengamos placheado no hay más que montar el plato.
Plancha de calabacín, plancha de tomate y así hasta acabar las existencias.
Después añadimos la pasta y el jamón y ya tenemos un señor plato que satisfará a nuestra vista, a nuestro paladar y resultará bajìsimo en calorías.


Si se os hace muy cuesta arriba el comer tan poca cantidad de pasta podéis cortar los macarrones por la mitad y así el efecto óptico los hará más abundantes.
Una ensalada aliñada tan sólo con vinagre o limón completa el menú.
Otro consejillo:
Usar plato y cubierto pequeño.
¡Yo me lleno con esto!.

Besicos.