miércoles, 23 de febrero de 2011

Pinchos de borraja con ahumados, mahonesa de piquillos y ceniza de borraja

Mi 2ª y última aportación, este mes, al Recetario mañoso y su Repesca mañosa .
Una inspiración de última hora y que me ha costado varios días el darle "cara".
Aunque sigo teniendo borraja para unos días para mí ya que Tatiana, con su dieta, no puede comerla.
Esta presentación se me ocurrió viendo las recetas de mis compañeros mañosos pero hasta que le he dado la forma final me ha costado un montón.
Esto se me ocurrió viendo la mahonesa de piquillos de La cultura del tupper y pensé....
¡¡¡¡Esta mahonesa se puede usar para hacer una tapica con borrajica!!!!.
Y dicho y hecho. Aproveché el hecho de que aún tengo una buena cantidad de nuestra verdura.
Así que aquí tenéis mis
"Pinchos de borraja con ahumados, mahonesa de piquillos y ceniza de borraja".
¡Toma ya!.
Otro día os enseñaré como hacer la Ceniza de borraja.
Ingredientes:
- Unos palitos de borraja.
- Agua y sal.
- 3 filetes de Bacalao ahumado.
- 3 cucharadas de Mahonesa.
- 1 cucharada de mermelada de piquillos.
- Tinta de calamar.
Elaboración:

Primero de todo cocemos la borraja, como siempre.
Una vez cocida apartamos unas dos cucharadas de borraja y agua para triturarla.
El resto de borraja la ponemos en papel de cocina para que elimine el agua.
A nuestra borraja triturada le añadimos 2 bolsicas de tinta de calamar, la ponemos en una placa de silicona, bien extendida y la metemos al horno a 100ª hasta que se despege de la placa de silicona o bien, como he hecho yo, la ponemos en la placa de silicona y la metemos al micro ondas 7 minutos.
Se queda una pasta muy fina y seca, por completo.
Es el momento de pasarla por la sartén y freírla en aceite de oliva virgen (Aragonés, profes que si). Reservamos.
Mezclamos la mahonesa con la mermelada de piquillos.
Enrollamos los palicos de borraja en los filetes de bacalao ahumado y napamos con la mahonesa, colocando, encima la ceniza de borraja.
¿Quien dijo que esta verdura, tan aragonesa no servía para hacer tapas?.
Aquí tenéis la prueba.
Un pincho ideal pues en dos bocados te lo comes.
Yo no le he querido poner pan pero, con unos trocicos de hogaza braseada tiene que estar de vicio.
Quiero explicar de donde me ha venido la idea de la ceniza de borraja:
Viendo el e-book del XII certamen gastronómico de Zaragoza.
El restaurante "La Senda", de Zaragoza, explicaba como hacer la "Ceniza de patata" y yo pensé....
"Si con patata se puede hacer, con borraja también tiene que salir algo similar".
Y si, desde luego que sale.
Ha resultado una tapa exquisita y que, si estáis a dieta podéis versionear en plan light simplemente quitando la mahonesa de mermelada de piquillos.
Esta última imagen, como siempre es un primer plano para que podáis apreciar bien las diferentes texturas.

Espero que os guste y os animéis a ello y a seguir experimentando con la borraja que no todo es borraja y patata!.
Por cierto, Tatiana no ha podido resistir la tentación y ha dado un bocadico a la tapa y se ha quedado encantada con ella.
Lo que mas le ha sorprendido ha sido la ceniza de borraja porque no sabe a esta verdura ni de lejos.
Quiero animar a todo el mundo a participar en estas Repesca mañosa para que podamos conocer nuestra amplia gastronomía y poder añadir nuevas ideas de como cocinar nuestros productos.

Pochoncicos.