viernes, 12 de agosto de 2011

Potaje de cebolla (Cebollada)



Este mes, el Recetario mañoso lo dedica a la D. O. "Cebolla de Fuentes".
Para quien no conozca esta cebolla contáos desde ya que es otro de esos productos que sorprende y encandila el paladar. ¡No pica!.
No necesita ponerse en agua para quitarle ese picor característico de la cebolla.
Los ojos no lloran al pelarla e incluso se puede comer directamente a bocados, sin más.


No está tratada con productos químicos y sus capas tiernas y blandas, todas comestibles a exepción de la 1ª que es de tono dorado y muy fina.
Todos sabemos de sus usos culinarios pero también tiene usos terapeúticos.
Tomar infusión de cebolla de Fuentes, en ayunas, ayuda a bajar el colesterol. (Eso lo he visto hacer y conozco los efectos)

En España es la 1ª cebolla con D. O. así que, si tenéis oportunidad, yo os aconsejaría catarla.



La empresa Agrofuentes es quien nos ha suministrado el producto para llevar a nuestras casas nuestras propuestas. Esta es su Web

Yo, sigo con mi costumbre de presentar una receta tradicional y, esta vez, es TRADICIONAL de verdad. Con mayúsculas.
Data del S. XV, según he averiguado y su autor fue el cocinero de la corte de Napoles Ruperto de Nola.
Creo que todos sabemos que Napoles era parte de la Corona de Aragón y lo cierto es que los orígenes de este gran cocinero real no están claros.
Tanto los aragoneses como los catalanes e incluso los napolitanos lo reclamamos como ciudadano de nuestras tierras.
En algunos sitios de lee que su famoso "Libre de coch" está escrito en Catalán y en otros se lee que está escrito en idioma Lemosín que es un antecesor, común, de la Fabla aragonesa y el Catalán, entre otros.
Yo no opino ante datos inciertos así que os he dejado los links en donde he encontrado la información.
Espero que os resulte tan interesante como a mí esta receta.
Ingredientes:
- 2 cebollas de Fuentes.
- 150 grs de tocino blanco.
- 1 vaso de mi caldo de jamón y pollo.
- 50 grs de harina de almendras.
- 100 grs de queso curado de Aragón. (El mismo De Nola lo dice en su receta)
- 1 huevo.
Elaboración:
Cortar la cebolla en rajas recias, escaldarla durante 4 minutos y escurrir.
Cortar el tocino en tacos recios tambien y poner a dorar sin aceite.
Cuando empieza a soltar su grasa le añadiremos la cebolla dejando que se dore y cuando empieza a tomar color dorado le ponemos la almendra en harina.
Le incorporaremos el caldo y dejaremos reducir.
Seguidamente le incorporaremos el queso cortado en tacos y reservaremos unos trozos para adornar.
Haremos un huevo escalfado (4 minutos de cocción).
Lo colocaremos encima, como adorno y final de plato.
La receta tradicional lleva yemas de huevo mezcladas con el resto de ingredientes pero a mi me ha parecido mas oportuno poner el huevo entero escalfado.
El mismo Ruperto de Nola aconseja usar "buen queso de Aragón" en su receta así que yo he hecho caso y le he puesto un estupendo queso de Letux que aún ha dado mas cuerpo a esta receta.

Nola también dice, en su receta, que se puede añadir azucar y canela pero me pareció demasiado para nuestros paladares.
Ya, hecha así, resulta una receta sumamente contundente y de gran sabor debido al tocino frito y la mezcla de almendra tostada.
No me extraña que se pudiera aguantar horas sin comer otra cosa.
Lo que pide el cuerpo al comer este plato es un buen vino acompañándolo.


Si se es incapaz de comer una ración completa siempre está esta otra opción que os presento en plan de tapa.
Mucha menos cantidad y el mismo sabor.
Desde luego, nuestros paladares no están acostumbrados a la fuerza de sabor y el volumen calórico de esta receta pero me resultó tan curiosa que no he podido por menos que hacerla.
Os invito a que visitéis los bogs de mis compañeros y veáis sus propuestas pues son la mar de interesantes.

¡Entalto Aragón!.¡Entaban!.