miércoles, 5 de octubre de 2011

Molejillas

Vuelvo a la carga con otra de las recetas, tradicionales, de matacía.
Esta es la presentación más tradicional de esta receta de matacía ya casi exclusivamente conocida en los pueblos.


En mi casa siempre se ha comido el día del mondongo y además de las propias molejillas se le añadía trozos de liviano y el corazón del cerdo, pero la receta básica está hecha con las mollejas del cerdo.
El encargado de hacer este plato siempre era mi padre y no nos dejaba a nadie estar en la cocina cuando él se ponía a prepararlo.
Gracias a Dios conseguí la receta y he podido recrearla resultando igual que las que hacía mi padre.
Nosotros empezábamos la comida con unas migas con uva y una ensalada de judías blancas y , ya, el segundo plato era este.
El mondongo, en los pueblos, casi era una fiesta familiar pues nos juntábamos toda la familia para hacer las diferentes cosas: Morcillas, bolas, chorizos, longanizas....
De ahí venía lo de organizar una comilona familiar a la hora de la cena cuando ya estaba despiezado el "tozino" y listo para ir usando los diferentes bocados que de él salen.



Ingredientes:
- 1/2 kgr de mollejas de cerdo.
- Canela en polvo.
- 2 ajicos y sal.
- 1/2 vaso de vinagre.
- Aceite de oliva virgen aragonés.

Elaboración:
Cortamos en trozos pequeños las mollejas y reservamos. Cortamos los dos ajicos y los majamos en el mortero con un polvo de sal para que no salten y se nos escapen.
Una vez que los ajos están hechos, literalmente, puré, les añadimos el vinagre y reservamos.
Ponemos las molejillas a rehogar y, cuando ha cambiado a un tono rosadico le quitamos la mitad del aceite.
Este es el momento de darle la gracia de la canela y el ajo con el vinagre que habíamos reservado.
Dejar, a fuego medio, nuestras molejillas como unos 15 m., removiéndolas, de vez en cuando para que no se nos "agarren".
El plato está resuelto. Ahora sólo queda elegir el acompañamiento para darle más colorido.
Yo os hago varias propuestas diferentes para poder elegir entre ellas pero realmente, la receta es sólo con los ingredientes que os he dado.

En fin, que las distintas fotos son unicamente presentaciones diferentes para el mismo plato.
Esta es la presentación más tradicional. Vamos, la de toda la vida en los pueblos.


Esta es una presentación que podríamos llamar "Cuatribarrada", por eso de los pimientos.

Esta es una "Barca de calabacín"....


Las sencillas molejillas con cherries y guindillas.....
Dan muchísmo juego estos sencillos bocados del cerdo que se engloba dentro de las llamadas "menuceles".

Todas estas presentaciones son a cual mejor.....
Eso si: No aptas para dietas. Lo siento.
¿Quien se anima a probarlas?.
Personalmente, cada vez que las como vuelvo a los días en que, para entretenernos, a los pequeños nos mandaban a buscar el "espanta morcillas" y nos pasábamos la tarde yendo de una casa a otra "porque se lo había llevado, el día anterior, la tía tal o cual". Casa tras casa, podíamos recorrer todo el pueblo con estta historia pues justo el día anterior o hacía un rato se lo habían llevado a otra casa a la cual también mandaban, claro. Jajajajajajaja.
¡Bendita inocencia!.

Pochoncicos.