lunes, 3 de octubre de 2011

Patatas al ajillo de frutos secos.

Estaba empeñada en hacer, de nuevo, unas Patatas nogadas y convencida de que tenía, en casa, unas buenas nueces que es el ingrediente de donde les viene el nombre a estas patatas....¡Pues señor!.¡Date el demonio que voy a ponerme a la faena y descubro que no tenía!.
Y es que, con dos recetas de patatas nogadas anteriores ya me había ventilado todas las nueces...
Tenía avellanas y piñones pero de nueces no tenía ni siquiera polvo....
Así que usando como base la receta de las patatas nogadas me animé y preparé estas otras que también son muy de la tierra.

Ingredientes:
- 2 patatas pequeñas.
- AOVE aragonés.
- 2 rebanadas de pan frito.
- 1 ajo.
- Un puñado de avellanas.
- 1 puñados de piñones.
- 1/2 cucharada (postre) de pimentón dulce.
- 1/2 l. de caldo de carne.

Elaboración:
Cortamos las patatas en láminas y freímos en abundante AOVE y cubrimos con nuestro caldo de carne.
En un mortero (O en vaso americano o batidora) picamos el pan frito junto con el ajo, las avellanas, los piñones, pimentón dulce, un poco de AOVE y otro poco del caldo.
Cuando el agua de las patatas empieza a bullir le incorporamos el majado y dejamos cocer durante 10- 15 minutos.
Plato resuelto.
Si nos apetece podemos añadir un poco más pimentón. Eso va en gustos, claro.

Desde el momento en que hice el primer ajillo gracias a la receta de nuestra Lola empecé a pensar que era raro que aquí no hubiese una salsa similar y, ¡mira que casualidad!.¡ Claro que la hay!.
Aquí la llamamos "ajada" o, sencillamente "picada", allí la llaman "ajillo".
Dos formas diferentes de hacer una salsa con la misma base: Ajo y pan frito.
Cada zona le damos nuestro toque pero es normal que sean recetas con la misma base pues todos somos de una zona mediterranea donde tenemos productos muy similares.
¿No es genial ver lo lejos que vivimos unos de otros y lo cerca que estamos unos de otros unidos por la gastronomía?.

Pochoncicos.