jueves, 20 de octubre de 2011

Solomillo relleno con melocotón


Depués de darle muchas vueltas y de no decidirme por una receta he llegado a un quorum conmigo misma y he optado por una receta de carne porque lo más habitual es usar esta fruta para postres y mermeladas pero yo quería salirme un poco del tiesto.
Como siempre, a mi marcha.... A contra corriente aunque ya no es extraño este tipo de platos.
Un plato estupendo para celebrar los "Pilares" o cualquier otra fiesta.


Ingredientes:
- 1 solomillo de cerdo.
- 2 melocotones laminados.
- 1/2 cebolla de Fuentes laminada.
- 1 zanahoria laminada en tiras.
- Sal y pimienta.
- Manteca de cerdo.
- 1/2 vaso de vino de aguaja, blanco.
- 1/2 vaso de moscatel.
- 1/2 vaso de caldo de carne.
- 1/2 cebolla en bruiné.
- 1 melocotón en bruiné.
- 1 cucharada, sopera, de azúcar.
- AOVE.
Elaboración:
Salpimentramos el solomillo.
Rellenamos con el melocotón cortado en finas rodajas. Encima ponemos 1/2 cebolla cortada muy fina (lo mejor es usar mandolina). Seguidamente laminamos, a lo largo una zanahoria tambien muy fina.
Enrollamos y atamos bien dejándolo unas horas en el frigo para que coja los sabores.
Por la mañana metemos el rollo de solomillo en una bandeja de horno con papel sulfurizado con un poco de manteca de cerdo por encima.
Metemos al horno a 180º durante 10 minutos.
Una vez pasado este tiempo incorporamos el vino de aguja, el moscatel y el caldo de carne.
Lo dejamos asar durante 30 minutos dandole la vuelta cada 10 minutos.
Cuando ya está hecho el solomillo colamos el jugo resultante del asado y lo ponemos a reducir.
Mientras se va reduciendo el jugo ponemos a pochar la cebolla que hemos cortado en bruiné. En el momento en que empieza a dorarse le ponemos 1 cucharada tamaño café de harina y dejamos que se tueste esta.
Ya el jugo del asado ha reducido a la mitad y lo incorporamos a la cebolla pochada haciendo una salsa espesa.
Ahora ponemos a la sarten con un poco aceite el melocotón y le añadimos el azúcar.
Una vez se ha dorado lo añadimos a la salsa de cebolla.



Montaje del plato:
Cortamos en lonchas el solomillo, le añadimos la salsa de cebolla y colocamos, al lado el melocotón caramelizado.
Un exquisito plato con mezcla de sabores y textura crujiente gracias a la zanahoria.
El melocotón le da el punto dulce al plato que armoniza a la mil maravillas con el sabor de la carne.


Pochoncicos.