miércoles, 4 de enero de 2012

Tripa de cerdo frita


Una nueva entrega de "estilo Chiki". Es decir, una de las raciones que se hacían en nuestro bar.
Tal y como se hacían, sin trampa ni cartón.
Para que, si alguno de los clientes que pasaron por allí quiere hacerla le salga exactamente igual a aquellas raciones que tiene en su memoria.
Son recetas de raciones, tapas, etc.... de lo más sencillo pero dado que ya me han preguntado por alguna de ellas lo mejor que puedo hacer es esto:
Publicar el "Como se hacía".


Primero de todo explicar que a esta ración se le llama "tripa" pero no lo es.
Es el estómago del cerdo, no los intestinos.
Con los intestinos, tanto de cerdo como de cordero, se hacen las "madejas" y, en realidad, nosotros, no las hacíamos propiamente sino que las comprabamos ya cocidas pero sigo recordando a mi madre cuando las preparaba, ella, en su época del bar enrollando los intestinos, una vez perfectamente lavados en agua con vinagre y sal, en la funda de un bolígrafo Bic, de los de toda la vida.

Ingredientes:
- Estómagos de cerdo (en este caso cerdo y sólo 1).
- Agua, sal.
- Aceite de girasol.

Elaboración:
Limpiamos perfectamente, con un cuchillo los estómagos (realmente ahora nos los venden limpios del todo y sólo lo hice por seguir los pasos completamente igual que en el Chiki).
Ponemos los estómagos en una olla cubiertos de agua y salamos.
Derramos la olla y ponemos al fuego. Cuando ha subido el émbolo contamos 20 minutos. Dejamos que pierda presión, sacamos los estómagos y dejamos escurrir y enfriar.
Ya están listos para la segunda fase.
Aquí tengo que aclarar que con las ollas a presión antiguas el tiempo de cocción es de 1 hora.
Sin olla a presión nunca los hicimos así que no sé decir el tiempo necesario para que queden en su punto.
Una vez fríos los estómagos y bien escurridos de agua se cortan en trozos y nosotros siempre los freímos en aceite de girasol hasta que quedaban tostados y crujientes, osea que la freidora bien fuerte, por favor.

El aliño del plato es lo mas sencillo del mundo:
Un ajo pere y a correr. (Aceite de ajo y perejil, para quien no sepa lo que es el ajo pere).
Lista nuestra ración de "tripa" para comer y mojar pan hasta cansarnos.
Por supuesto esto entra dentro del mundo de la casquería y no a todo el mundo le gusta pero he de decir que era una de las raciones, junto con las papas bravas y las madejas, que más vendíamos.

Pochoncicos.