domingo, 29 de enero de 2012

Caldo mimosa


No, no es ninguna receta rara ni nada extraño....
El nombre de esta receta viene por la forma que tiene el huevo que se usa para ella y no es más que un sencillo caldo de carne con huevo picado y una cucharada, colmada de maicena y este de abajo es el picador que se usa para conseguir esa textura de huevo.
Ya véis.... Un sencillo y tradicional picador de ajos, de los que usaban nuestras madres.
Terminan el plato unas sencillas galletas para sopa y a correr.
El caldo, entrante, de la comida de Navidad apañao con estas cosicas.


Con una cucharada y media de maicena queda una textura de caldo no muy espesa que va perfectamente con el huevo.
Un primer plato agradable después del "atracón" de la noche anterior siempre se agradece y también sirve para bajar, un poco, esos entrantes que seguro hemos tenido tambien en la mesa de Navidad.

Pochoncicos.