domingo, 17 de febrero de 2013

Pastel de acelgas y longaniza de ternasco


¡Que manera mas espectacular de celebrar el carnaval hemos tenido, este año, en Zaragoza!.
Hay que reconocer que los chic@s de Pastores dan en el clavo siempre y este año nos enviaron muestras de su longaniza de Ternasco para que dejásemos volar nuestra imaginación y preparásemos recetas usando ese ingrediente.
¡Yo he hecho nada menos que tres recetas!. Y es que conforme iba haciendo una me venía a la cabeza otra... ¡Y las que se han quedado allí!.
Esta es la 3ª y última receta con esta longaniza.
¡Disfrutadla!.


Para esta receta he usado las hojas de las acelgas que hice en las "Tapas de pencas rebozadas rellenas de longaniza de ternasco".
Esta vez casi que no os voy a dar los ingredientes sino que voy a explicar el plato en sí porque, en realidad, la base es parte de aquella preparación.

Lo que he hecho a sido utilizar un poco del relleno de las ya citadas pencas que quedó en la sartén, añadirle las hojas de acelga y rehogar bien añadiendo un poco más de harina y leche e incorporando un buen puñado de parmesano.
Luego he colocado esta farsa en un molde de presentación, lo he cubierto con queso enmental, colocado más longaniza de ternasco encima y al horno a gratinar.
 No es nada complicado y está riquísimo incluso para los que no les hace mucha gracia la acelga porque el parmesano y la longaniza le dan un punto exquisito.
¿Quien se anima?.
Tengo que avisar que hay que comerlo un poco templado solamente porque si se desmolda en caliente lo que ocurre es que se abre y se desparrama por el plato (Un secretillo... Eso es lo que me pasó a mí la 1ª vez pero lo solucione volviendo a enmoldar, quitando la longaniza, colocando mas queso y volviendo a poner la longaniza encima. De nuevo al horno y entonces si que lo dejé entibiar bien).
Como dice el refrán... "Al que cierne y masa de todo le pasa".

Pochoncicos.