jueves, 15 de septiembre de 2011

Tomatada con jamón de Teruel y huevos revueltos



Siempre que hago este plato me acuerdo de Tarazona y su Cipotegato (personaje mítico con 300 años de historia) pues a este personaje se le persigue ,desde hace siglos, arrojándole tomates.
Tampoco me olvido de Calamocha y sus "Dicheros" que son autenticos poetas populares que narran, cada año, lo acontecido en la localidad.
Supongo que se debe a que son productos y tradiciones muy nuestras y que conozco los dos pueblos, claro.
¡Anda que no me lo he pasado bien ni nada en Calamocha cuando tenía 16 y 17 añicos!.
Este es uno de los platos más comidos, en Aragón, para los almuerzos junto con los huevos fritos con jamón o longaniza.
Como véis es para los muy comedores pues resulta un plato completo y contundente.
En cada casa le ponen su toque añadiendo las especias que mas gustan a la familia.
Yo, que como sabéis soy muy de la tierra, le suelo poner, en el tomate, un poco azafrán en polvo o, como esta vez, en hebras.
Se diferencia poco del "pan tumaca" catalán. Sólo por las especias. Al fin y al cabo todos somos mediterráneos.

Ingredientes:

Para mi tomatada:
- 1 tomate bien maduro.
- AOVE a nuestro gusto.
- Azafrán, del Jiloca, en hebras.
- Un buen puñado de Finas hierbas. (En este caso).
- 1 ajo.
Resto de ingredientes:
- Una rebanada de pan de hogaza por persona. (Me gusta la hogaza de Angüés, Huesca)
- 2 lonchas de jamón de Teruel por trozo de pan.
- 1 huevo por trozo de pan.
- Más finas hiervas.
- AOVE.
Elaboración:

Primero prepararemos la tomatada triturando todos los ingredientes juntos y añadiendo el azafrán.
A continuación pintaremos las rebanadas de hogaza con ajo- pere y planchearemos.
Haremos unos huevos revueltos con unas cuantas finas hiervas y unas hebras de azafrán.
Las hebras de azafrán no se ven pero el plato gana mucho en cuestión de sabor.

Presentación:
Untaremos los trozos de hogaza con la tomatada, seguidamente cubriremos con el jamón y colocaremos los huevos revueltos a su lado poniendo el resto de tomatada en un bol que colocaremos en el centro del plato para comerlo o al estilo del salmorejo cordobés o poniendo más cantidad de tomatada sobre el jamón.

Para acompañar el plato nada mejor que un buen tinto de la tierra de elección entre las 4 D. O. que tenemos en Aragón.
Plato sencillo y exquisito donde los haya y muy usual en todas las lifaras (Meriendas) que se organizan entre cuadrillas, en las bodegas o peñas de todo Aragón.
Desde luego el jamón se puede planchear y los huevos en tortilla también quedan estupendos.
Eso ya a gusto del consumidor.
Por supuesto que si hay algún "tragaldabas" hay que poner más cantidad de jamón, etc.....

Esta receta es para la Repesca mañosa

Pochoncicos.