lunes, 12 de diciembre de 2011

Empanadico de calabaza del Alto Aragón




Este mes el Recetario mañoso lo dedica no a un ingrediente sino a una de nuestras mas ancestrales festividades:
La Navidad.
Esta fiesta fué puesta por la Iglesia Católica para celebrar el nacimiento de Cristo, en una fecha que coincidía con las fiestas Saturnales de invierno (Las siguientes Saturnales coinciden con nuestro Carnaval).
Nuestras casas se llenan de arómas a mil y una maravilla de la coquinaria y tod@s nos esforzamos por poner en nuestras mesas platos aún no conocidos por la familia, amigos e invitados.
La cocina, navideña, aragonesa no se caracteriza por grandes platos, sino por los muchos "lamines" que se preparan y se ha preparado siempre, en estas fechas.
La Nochebuena era una fecha de ayuno y abstinencia que se rompía después de la misa del Gallo empezando con los dulces y continuando con los licores caseros tipo de la "limonada", tìpica de Godojos, por ejemplo o del "vino quemado" típico del Alto Aragón.
Eran fechas de recojimiento y vida familiar de "puertas a dentro".
Sobre mi casa ya ha pasado "Pinzón" vigilando el comportamiento de la familia para contarles a los Reyes Magos si somos, o no, merecedoras de regalos este año....
Nosotras, por si acaso, ya hemos puesto a secar el panizo para los camellos y así, para el día de Reyes, ya estará en su punto. Como manda la tradición de los pueblos.

Espero que mi receta les guste a Sus Majestades y crean oportuno dejar algo en mis zapatos la noche del 5 de enero.....

Ingredientes:
- 1 1/2 tazón tamaño desayuno de agua.
- 1 tazón de azúcar.
- 1 tazón de aceite.
- 1 puñado pequeño de anis en grano.
- 1/2 cascara de naranja.
- 1 chorro de anís.
- 1/2 sobre de levadura Royal.
- 1 kg. de harina (No ponerla toda de golpe).
- 1/2 calabaza pequeña. (De las verdes, tipo "Ruperta").

Elaboración:
Poner a hervir el agua, el azúcar, el aceite, el anís en grano y la cáscara de naranja.
Lo tenemos un rato en infusión y lo colamos.
Lo ponemos a hervir de nuevo con el anís y volcamos la harina que llevará incorporada la levadura.
Repito: No pongais toda la harina a la vez porque a cada uno nos entra una cantidad distinta de ella.

Empezad por la mitad de cantidad e ir añadiendo hasta dejar una masa fina y elástica.
Estirad bien sobre papel de horno y rellenad hasta la mitad con la calabaza cortada muy fina junto con las pasas y los piñones y cerrad el empanadico sellándolo bien con un poco de agua o enroscando el borde para que no se salga el relleno.
Pintad con aceite de oliva y añadir mas azúcar.

Es el momento de meter al horno a 180º hasta que lo veamos dorado (como 1/2 hora pero ya
sabéis que cada horno es un mundo....)

Este postre también se hace con manzana y en su versión salada es muy común hacerlo de espai (espinacas) y panceta.
La verdad es que da mucho de sí esta receta.

¡Entalto Aragón!.

Pochoncicos