viernes, 16 de diciembre de 2011

Ensalada de pasta y pechuga de pollo

Este verano se fue mi madre de vacaciones al pueblo y con las prisas del viaje se dejó aquí unas pechugas de pollo braseadas de esas que vienen en formato tipo lomo adobado.
Como no era cuestión de enviárselas molestando a la familia me decidí a consumirlas.
Llegó un momento que me saturé de tanta pechuga a la plancha así que opté por hacer una ensalada de pasta con lo que había por el frigo y la dichosa pechuga.
Resultó una buena idea que además era muy apetecible por el calor que llegamos a tener en el mes de Agosto.
Además le hice una salsa con yogur, mahonesa y mostaza que fue otro acierto pues es muy dietética y sabrosona a la vez.
La mahonesa no era la habitual que compramos y a Tatiana le sabía muy fuerte así que, de esta manera, también la pude aprovechar.
Ingredientes para la salsa:
- 1 yogur 0%.
- 2 cucharadas, soperas, de mahonesa.
- 1 cucharada sopera de mostaza antigua.
- 1 cucharada tamaño postre de miel.
- AOV. de Caspe
Ingredientes de la ensalada:
- Unas hojas de lechuga.
- Unas olivas verdes, deshuesadas.
- 40 grs de macarrones.
- 2 filetes de pechuga braseada.
- 1 zanahoria.
- 1/2 bote de maíz dulce.
Elaboración:
Cocer la pasta, secarla y ponerle un poco aceite de oliva virgen extra para que quede bien suelta.
Mezclar los ingredientes de la salsa y añadirla a la ensalada.
¡Fin!. Ahora a comer bien a gusto.
¡Buen proveito!.

Pochoncicos.