martes, 4 de diciembre de 2012

Baklava con Soumada

 Hacía tiempo que tenía el runrun de hacer este postre pero no me acababa de decidir.
Hasta ahora, claro, que he cogido el toro por lo cuernos y me he lanzado al ruedo de este plato árabe.
Yo creía que iba a ser mas difícil y con muchos mas ingredientes pero la verdad es que es bastante sencillo en cuestión de elementos .
El mayor problema es la masa filo porque ya sabéis que seca muy rápido y se resquebraja así que hay que prepararla muy rápidamente para evitarlo.
Este es un postre ideal para usar la receta que presenté como 1ª aportación al Recetario mañoso.
Y, por supuesto, para acompañar este postre nada mejor que un té de menta o de hierba buena.
Sólo me falta montar una jaima en el jardín.

Ingredientes:
- 200 grs de pistachos.
- 100 grs de almendras peladas.
- 100 grs de azúcar.
- 1 cucharada de postre de canela molida.
- 1/2 cucharilla de café de semillas de cardamomo.
- 10 hojas de pasta filo.
- 125 grs de mantequilla derretida.
- El jugo de medio limón.
- 150 grs de soumada.
 Elaboración:
Triturar los pistachos y las almendras hasta dejarlas harina.
Mezclar esta "harina" con el azúcar, las semillas de cardamomo y la canela.
Ahora embadurnar con mantequilla derretida dos hojas de pasta filo y extender una parte de la mezcla de frutos secos.
Otras dos capas de pasta filo embadurnadas de mantequilla y, de nuevo, extender mezcla de frutos secos.
Así hasta acabar con la pasta filo pintada de mantequilla como final.
Trocear el pastel a nuestro gusto.
Meter al horno a 180º durante unos 20 minutos.

Una vez hecho y tibio lo rociaremos con la soumada en la que habremos añadido el zumo de limón.

Normalmente se barniza con almíbar de agua de rosas pero me apetecía probar la soumada de forma distinta al refresco.
Decorar con unas hojas de menta o hierbabuena.
Es ideal para tomar con un  té de menta
¡No duró ni dos días y salieron 12 trozos!.

Pochoncicos.