lunes, 8 de diciembre de 2014

Pollo guisado con boletus y picada de frutos secos

 No estaba muy convencida yo de hacer este post y es que, como veis, no es una receta con "presencia", digamos, pero al ser la 1ª que he hecho de "masticar" después de toda la "fiesta" que me han hecho en la boca he creído que era buena idea por ser la 1ª carne que he comido sin tener que triturar.
Además he usado los truquillos que usamos los bariátricos para desgrasar lo más posible nuestras dietas así que también os puede venir de maravilla si estáis a dieta.
Espero que os guste y os de ideas para vuestras propias comidas desgrasadas.
 Ingredientes:
- 6 muslos deshuesados sin piel.
- 150 de boletus deshidratados.
- 150- 200 grs de cebolla.
- El agua de usada para rehidratar los boletus. (1/2 l. apróx.)
- 1 cucharada sopera de aceite por persona (eramos 3).
- 2 patatas pequeñas (Unos 300 grs enteras del todo). (Opcional)
- 75 ml de vino tinto. (Opcional)
- 1 l de caldo de caldo base de verduras
- 50 grs de pasas de Corinto (Opcional).
- 30 grs de nueces (Opcional).
 Elaboración:
Primero de todo ponemos a rehidratar los boletus 2 horas antes de empezar a cocinar. (Yo los hidraté la noche anterior pero con el tiempo que os marco es suficiente).
Yo, después, los piqué en tamaño muy pequeño reservando el agua.
Cortamos la cebolla muy, muy pequeña.
Salpimentamos el pollo.
Pelamos las patatas y las cortamos en dados pequeños. Reservándolas.
Ponemos a sofreír la cebolla a fuego medio- bajo y cuando empieza a transparentar le añadimos los boletus y si habéis decidido ponerle patata también se la añadimos en este momento.
Vamos sofriendo y si vemos que necesita más humedad en lugar de añadir más aceite lo que vamos a hacer es incorporar un poco del agua de los boletus.(¡Menudo sabor se consigue!).
En cuestión de 3- 4 minutos yo le incorporo la carne para que se vaya cocinando todo junto y vuelta al truco. Si veis que necesita más humedad le ponemos otro poco de agua de los boletus.
Cuando veáis que la carne empieza a cambiar a color blanquecino típico de que ya empieza a cocinarse es el momento de añadir el vino que, por cierto, también es opcional. Removemos un poco más para integrar sabores y ya le podemos añadir el caldo de verduras.
Dejamos cocer entre 30- 45 minutos y ya tenemos el plato listo. (Creo que con 30 será suficiente pero yo no me atrevía a que quedase la carne un poco dura y por eeso lo he dejado los 45 m.)
 Ahora ha llegado el momento de añadirle la picada de frutos secos si os habéis decantado por ponerla.
Luego decoramos con un poco romero o lo que más a mano tengáis y listo.

Como veis es una receta muy baja en grasa pero de sabor no os va a defraudar en absoluto.
Si no le ponéis el vino os va a saber maravillosamente bien a boletus y aún añadiéndoselo os va a saber a setas.
Os va a aportar muy pocas calorías y en cambio le vais a dar al cuerpo abundantes proteínas.
Y por supuesto admite toda la verdura que le queráis poner y la patata y los frutos secos son opcionales.
¿Os vais a privar de esta maravilla?.

Besicos.