sábado, 31 de enero de 2015

Conejo guisado en tomate.


El otro día, por casualidad, descubrí que en mi pueblo hacen un guiso de conejo en tomate y pensé que no podía por menos que presentarla a nuestro Recetario mañoso que, como ya es bien sabido, este mes nos llega de la mano de Toñi  y  Sefa.
En muchas casas seguro que se hace pero bueno, ya que sale en el serie "Fogones tradicionales", capítulo 147 he decidido presentarlo yo y, de paso, lo disfrutamos en casa.
Gracias a los medios modernos ahora se pueden hacer las cosas con menos grasas y menos tiempo así que he tirado de micro ondas para alguno de los ingredientes y creo que ha dado un resultado perfecto.

Ingredientes (3 comensales).
- 1 pimiento rojo.
- 1 pimiento verde.
- 1/2 cebolla.
- 1 bote de tomate natural.
- 1 pierna de conejo por comensal.
- Romero, sal y pimienta y azúcar.
- AOVE.
- 5 patatas rojas. (Las vi y me apeteció probarlas).
- 4 ajos (2 pelados y 2 sin pelar).
- 2 chupitos de coñac,

Elaboración:
He salpimentado el conejo y después he cortado los pimientos y la cebolla y los he hecho en el micro ondas con 1 cucharada de AOVE metidos en bolsa 10 minutos. El jugo que han sacado lo he reservado junto con el "sofrito" para incorporarlo al guiso en el momento adecuado.
Mientras el sofrito se iba haciendo en el micro he lavado muy bien las patatas, las he cortado pero no las he pelado y también he reservado.
He puesto a freír los ajos en 3 cucharadas de AOVE y les he añadido el conejo.
Cuando el conejo estaba dorado lo he retirado y en ese momento ha añadido las patatas para que fueran friéndose con los ajos.
Cuando estas han empezado a dorarse he retirado los ajos y he añadido el sofrito junto con su jugo.
Unas vueltas para ligar sabores y he metido al guiso el conejo junto con el juguillo que ha soltado.
A continuación he incorporado el tomate con un poco azúcar y el romero así como el coñac y ya he dejado que se fuese guisando todo junto a fuego bajo durante 45 minutos.
en el proceso iremos salando cada uno de los ingredientes pero con cuidado para no pasarnos con la sal al final de guiso. Por supuesto, en los últimos momentos lo catarémos y rectificarémos de sal si fuera necesario.
Para presentación tan solo he añadido unos germinados de cebolla y listo.
Con este plato y una ensalada tenemos una comida completa estupendísima.
Receta tradicional donde las haya.
¿No la habéis probado?. ¿A que estáis esperando?.

Besicos.