jueves, 5 de febrero de 2015

Tahini



Esta receta no tuve más remedio que hacerla para poder usarla en otras cosas que tengo ganas de hacer y en las que es parte integrante.
Es una receta muy sencilla de hacer que lleva poquísimos ingredientes pero que le da sabor a otros platos y, a mí personalmente, me gusta tanto que me la comería a cucharadas.

Ingredientes:
- 2 cucharadas de sésamo.
- 4 cucharadas de aceite.
- Sal.
Elaboración:

Si el sésamo ya está tostado sólo hay que triturarlo y añadirle, poco a poco, el aceite pero si no lo está hay que lavarlo y escurrirlo.
Luego lo pasaremos a una sartén y lo iremos tostando poco a poco (¡Cuidado porque se quema muy rápido!).
Una vez tostado dejaremos que se enfríe y lo trituraremos (Yo he usado un viejo molinillo de café) y le añadiremos el aceite poco a poco y una pizca de sal.
Como son semillas muy pequeñas tienden a subir por las paredes así que, de vez en cuando, hay que bajarlas usando una paletina de silicona (Al menos eso ha usado yo).
Ahora sacar el tahini de la picadora y, si quieres más cantidad o que quede menos espeso sigue añadiendo aceite o un poco de agua (Yo he usado las dos cosas).
Después he pasado el puré resultante por el chino porque no me acaba de gustar como quedaba y así ha resultado una salsa muy suave.
Os va a quedar una salsa muy fina ideal para añadir al babaganush o al hummus.
¿Os animáis?.

La receta se la he tomado a Javi que siempre hace unas cosas super ricas y que quedan de escándalo.
¡Muchas gracias Javi