domingo, 24 de julio de 2011

Contramuslos rellenos a la salsa de naranja trufada.

Lo reconozco, soy una "catacaldos" y, cuando veo algo que me entra por los ojos no puedo evitar el hacer yo mi propia versión del plato.
Siempre quiero hacerlo exactamente igual pero, luego, empiezo a mirar y ver que falta esto o aquello y que, en su lugar, hay otra cosa que puede valer igual y acabo haciendo algo similar pero nunca igual.
DE todas formas en eso está la gracia de la cocina. ¿No os parece?.
¡La de veces que me ha inspirado Sefa !.
esta vez no ha sido menos, claro.
Ingredientes:
- 4 contramuslos deshuesados y bien laminados.
- Sal y pimienta.
- 2 rodajas de queso tipo havarti.
- 2 latas de paté.
- 30 o 40 grs. de jamón en tacos.
- Olivas negras.
- Manteca de cerdo. (Tambien vale mantequilla, margarina o AOVE)
- El zumo de media naranja.
- 2 trufas.
- 2 cucharadas de postre de maicena.
Elaboración:
Salpimentamos el pollo y le colocamos el queso encima.
Seguidamente ponemos el paté y ls olivas cortadas bien finas.
Envolvemos haciendo unos rollitos y lo embridamos.
En una bandeja de horno, con papel sulfurizado, colocamos los trozos de pollo que habremos engrasado con un poco de manteca de cerdo (no es necesaria mucha).
Lo metemos al horno 10 minutos a 180º.
Pasados estos 10 minutos, en los que la manteca se ha derretido añadimos el zumo de naranja, el jamón y la trufa.
Ahora controlaremos el tiempo cada 10 minutos dandoles vuelta a los contramuslos 3 veces.
Una vez pasado este tiempo sacaremos el pollo de la salsa y, esta, la trituraremos.
Lo normal es que se salga parte del relleno y que le de un toque muy rico a la salsa pero no es suficiente para que espese.
Ahora disolveremos la maicena en un poco de agua y se la añadiremos a la salsa volviendo a subir el hervor.
¡Cuidado porque tiende a pegarse!.
Lo mejor es que, en el momento que tenga temperatura, retiremos la sopera del fuego y removamos hasta que alcance el espesor deseado.
Es el momento de incorporar el pollo y dejar reposar unos 5 o 6 minutos antes de servir.
¡Un truquillo!. Si teneís pan duro también sirve para espesar la salsa y se tiende a agarrar menos que con la maicena.
A mí, como siempre me anda sobrando salsa me gusta congelarla en tupers pequeños y tirar de ellos cuando hace falta para acompañar unas albóndigas por ejemplo.
Como veis, esta receta es otra de las que dan mucho juego en cuestion de ingredientes tanto para rellenar los contramuslos como para la salsa.
Como siempre, es todo un placer meterme en la cocina y zancochar entre las soperas y las corbeteras.
Este primer plano lo dice todo......

Pochoncicos.