viernes, 5 de octubre de 2012

Bulgogi

 
¡Hola, hola!

Aunque os parezca mentira, hoy La Catadora se hace con las riendas de Cuchiflitos :D Y es que, por una vez, yo he tomado el papel de Chef y mi madre se ha convertido en la catadora (y sí, se empeñó en meterse en la cocina conmigo y casi me la lía, tuve que echarla y que me dejara tranquila, jejejeje)

Como muchos sabréis por las historias que cuenta Wivith sobre mí aquí en el blog, me apasiona todo lo relacionado con las culturas asiáticas (o como diría el Nuero, 'las chinorradas') y en el último par de años mi interés se ha centrado especialmente en Corea del Sur. Es cierto que en lo que respecta a su gastronomía tampoco soy una experta, pero todo lo que he podido probar alguna vez está riquísimo, y ya que en Zaragoza, por desgracia, no tenemos ningún restaurante coreano, decidí animarme a hacer alguna receta de forma casera.

En este caso, lo que vamos a preparar es 'bulgogi' que, literalmente, quiere decir 'carne de fuego'. Como podemos intuir por su nombre, el ingrediente principal es la carne cocinada al fuego. En este caso, lo haremos con ternera, que digamos es la forma más típica de hacerlo, pero existen otras variedades que se elaboran con otro tipo de carnes. 

La receta la saqué Eurowon , el blog de Felipe y Miyoung, un matrimonio español-coreano que viven en Corea del Sur y a través del cuál nos hablan sobre la cultura, tradiciones, vida diaria, etc...de dicho país. ¡Si os pica la curiosidad, no dudéis en visitarlo, cuentan cosas muy interesantes! 

Aunque seguí su receta, lo cierto es que tuve que hacerle algún que otro apaño para adecuarme a los ingredientes que tenía -y eso que es una de las recetas coreanas que menos dificultad presenta para encontrar los ingredientes aquí en España- así que, sin más, ¡aquí os dejo la receta!



INGREDIENTES:
-Ternera (unos 600 gramos para tres personas. Según Felipe, es mejor que sea espaldilla)
-Cebolla
-Zanahoria
-Pimiento
-Setas (originalmente, son setas paengi, pero si no encontráis, poned otra seta que tengáis a mano)
-Salsa de soja (4 cucharadas soperas )
-Aceite de sésamo (1 cucharada sopera)
-Azúcar (2 cucharadas soperas)
-Miel (1 cucharadita)
-Cebollino (nuevamente, originalmente hay que poner cebolleta, pero como no tenía, usé cebollino que en casa había en abundancia)
-Ajo machacado
-Pimienta negra
-Sésamo dorado (1 cucharada sopera)
-Arroz
-Lechuga 'Hoja de Roble'
-Aceite para freír

-En primer lugar, cortamos la carne y las verduras finito. Originalmente, en este momento hay que poner la carne a reposar un rato con zumo de pera, pero como tampoco tenía, me salté este paso descaradamente (si algún día lo hago con zumo de pera ya veremos a ver si se nota mucha diferencia)
-Después preparamos el marinado para la carne: ponemos en un mismo bol la salsa de soja, el aceite de sésamo, el azúcar, la miel, el cebollino, el ajo, la pimienta y el sésamo dorado y mezclamos bien todo.



-Ponemos en un mismo bol la carne y las verduras mezcladas (¡OJO! No incluimos las setas todavía) y le añadimos el marinado que acabamos de hacer. Para que se mezcle todo bien, tendremos que meter nuestras bonitas manazas y 'amasar' todo. Después, dejamos reposar durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando para asegurarnos de que la carne y las verduras absorben bien el marinado.


-Pasados los 30 minutos, todo lo que queda por hacer es poner aceite en una sarten y cocinar la mezcla, añadiendo finalmente las setas.

Y os estaréis preguntando...¿Y el arroz? ¿Y la Hoja de Roble? Pues bien, no es que me los haya olvidado, pero en realidad no forman parte de la receta en sí, que se puede comer tal cual, sino que son más bien acompañamientos. Todos sabemos que para los asiáticos el arroz es como para nosotros el pan, así que, evidentemente, en una comida no puede faltar: basta con cocerlo, arroz blanco y nada más. En cuanto a la lechuga, esto es para comer el bulgogi de la forma más coreana posible: Cogemos una hoja de lechuga, ponemos un poquito de bulgogi y un poquito de arroz dentro, la cerramos haciendo una bola y...¡a comer! (ellos suelen meterse la bola entera a la boca, yo , personalmente, no soy capaz jejejeje).

Todavía podríamos haber hecho la comida aún más coreana poniendo algo de kimchi -col fermentada picante, el plato típico por excelencia en Corea- a nuestra bolita, pero es demasiado picante para el gusto de Wivith, y no es tan fácil de encontrar uno que sea bueno aquí en Zaragoza o los ingredientes para prepararlos, así que tendremos que conformarnos.


Como veis, es una receta muy fácil de preparar, y además, los ingredientes los tenemos bastante al alcance de la mano, y el resultado es buenísimo (sino, preguntadle a Wivith cómo se puso). Si hasta la abuela, que es reticente a comer comidas asiáticas porque 'son gusanicos y hormigas' le encantó :D . Si alguien os animáis a probarlo, ya nos contaréis que tal el resultado ^_^

Y hasta aquí, La Catadora al teclado, muchas gracias por leerme :D