viernes, 7 de noviembre de 2014

Albóndigas al horno

 Andaba por la cocina pensando en hacer unas albóndigas que fuesen sanas,sencillas, baratas...
Ha sido abrir el frigo y encontrarme con una bandeja de champiñones y una botella de claras de huevo. Como también tenía unos coscurros de pan duro y unas trufas en coñac me he liado la manta a la cabeza y me he lanzado con esta idea.
Ingredientes:
- 1/2 kg. de carne de ternera magra picada.
- 200 grs de champis laminados.
- 100 grs. de pan duro.
- 150 ml de leche semi.
- 1 cucharada de coñac.
- 1 trufa (estaba en el coñac).
- 2 cucharadas soperas de claras de huevo.
- 1 cucharada tamaño café de ajo en polvo.
- 1 cucharada sopera de perejil.
Elaboración:
Cortamos el pan duro en trozos bien pequeños y los añadimos a la leche (cuanto más pequeños mejor)
Escachamos con un tenedor o pasamos por la batidora.
Picamos los champis y los añadimos a la carne de ternera que ya llevará el ajo y el perejil.
Picamos la trufa muy fina y también la incorporamos junto con el coñac donde reposaba.
Batimos las claras de huevo y unimos al resto de ingredientes.
Ahora añadimos la leche con el pan y amasamos nuestras albóndigas. Después dejamos que repose la masa como 1/2 hora en el frigo.
Pasado el tiempo de reposo precalentamos el horno a 180º y mientras coge temperatura vamos haciendo las bolas de las albóndigas sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado.
Metemos a hornear durante 40- 50 m. ( Ya sabéis... Depende de vuestro aparetejo).
¡Listas nuestras albóndigas!.
Yo hago todas las que puedo y luego congelo las que no voy a usar una vez que se han enfriado. Así tengo para varias veces y tan sólo hay que calentar y comer.
Como acompañamiento les podéis poner unos champis al horno con un poco de orégano y añadiéndoles sólo 1 cucharada o 2 de aceite sigue siendo estupenda y poco calórica.
¡Y salen unas tapillas la mar de ricas con cualquier salsa que tengáis por ahí!.

¡Viva la dieta!!!!.

No quedan tan bonitas como las que hacemos añadiendo pan rallado y fritas pero estas también están bien ricas.
Por supuesto que si quitáis el coñac son aún menos calorías pero... ¿A quien le amarga un dulce?

Besicos.