lunes, 17 de noviembre de 2014

Picada de pollo (Ideal para dietas blandas)

 Esta entrada se la tengo que agradecer a Esther que me explicó este truquillo para comer pollo de una forma muy ligera pero estupenda.
Con esto de andar desdentada me ha tocado ponerme las pilas para poder comer de todo y ya sabéis que lo más complicado, en estas situaciones, es precisamente la carne.
De esta forma puedo comer bien cualquier carne pero al ser esta la 1ª que he hecho no puedo dejar de contarlo.
Ingredientes:
- 4 muslos de pollo deshuesados.
- Ras el Hanout.
- Sal (Es opcional)

Elaboración:
Primero de todo lo que he hecho a sido quitarles la piel y medio congelar los muslos para poder laminarlos bien.
Una vez laminados les he puesto un poquitín de sal (muy poca, poquísima) y los he metido al horno a 160º 30 minutos.
La verdad es que los hice por la noche, programé el tiempo del horno y ya me fui a la cama sabiendo que cuando se cumpliese el tiempo se apagaría sólo.
Por la mañana los he sacado del horno, los he cortado en trozos muy pequeños, les he añadido una cucharada (tamaño café) de Ras el Hanout y los he metido en la picadora hasta que han quedado de este tamaño.
Me han salido un tapper de 1/2 kg y otro de 1/4 kg así que ya tengo carne en abundancia para poder comerla así mismo o añadirla a flanes, etc... 

¿No es genial la idea?.
Esta vez he usado muslos pero la próxima lo haré con pechuga y le añadiré otras especias.
¡Me va a dar mucho juego tu receta Esther!.
¡Mil gracias, guapetona!.

Besicos.