sábado, 1 de noviembre de 2014

Tapa de fritada con mortadela de olivas

 Hoy, al abrir el frigo me he encontrado detrás de los yogures un mini tupper con los últimos restos de fritada hecha hace como 4 días.
También tenía un "culo" de mortadela con olivas que ya me estaba atacando los nervios y un trozo de baguette que sobró de ayer...
¿Adivináis?.
¡Tapa al canto ideal para el reto Reciclando sabores de Rosalía y Marisa!.
 Me gusta mucho participar todos los meses con ellas para darle cara nueva a esos restos que se me quedan "descabalaos" y que o se usan en algo así sencillico o los acabamos tirando a la basura.
Y como no es cuestión de tirar nada y por otro lado adoro las tapas me viene de maravilla su reto.
Como veis es una tapa super sencilla. Nada ostentosa pero os garantizo que no os va a defraudar.

Ingredientes:
- Pan de ayer (3 rodajas).
- Fritada de hace 4 días (1 cucharada tamaño café por rodaja de pan).
- Mortadela de olivas. (Yo he cortados 2 rodajas como de un dedo meñique).
- Piñones (siempre tengo un montón de frutos secos).
- AOVE.
 Elaboración:
Cortamos el pan.
Freímos la mortadela en 1 cucharada (tamaño café) de aceite.
No es necesaria más cantidad porque la mortadela va sacando su propia grasa.
Escurrimos la mortadela y usando un poco de ese aceite pintamos el pan y lo plancheamos.
También sofreiremos un poco la fritada con parte de ese aceite.
Freímos los piñones también en ese aceite (¡Lo que puede llegar a cundir!).
Ahora ya sólo queda montar la tapa.
Pan, capa de fritada, capa de mortadela y terminar con los piñones.

¿No es una tapa mega sencilla?. Pues ideal para un vermuteo rápido.

Besicos.