lunes, 12 de julio de 2010

Tapas para la final de futbol

La tarde de ayer fue tan de nervios que se ha reflejado en el ánimo para preparar tapas.
Para relajar tensiones nada mejor que meterse en la cocina y liarte a hacer un montón de tapas, diferentes.

¡Aquí me teneis!. Que no me gusta el futbol y , ayer, no me moví de frente a la tele hasta que el árbitro pitó el fin del partido. Eso si, solo en la segunda parte del partido.....
Para una ocasión semejante había que preparar, para la cena, algo fuera de lo corriente. Algo apoteosico.
¿Que manera mas agradable de ver el partido que teniendo, delante, una buena selección de tapas?.
Ya sabeis que me encanta eso de llenar la mesa con estas pequeñas delicadezas.
La 1ª es una de las de toda la vida:
- Pepinillo.
- olivas verdes.
- Boquerones.
Nuestra banderilla de toda la vida.
La siguiente una tapica fresquica:
- Ensalada griega, desmenuzada.
- Boqueron.
Resultó una combinación de lo más idónea.
Para continuar un sabor un poco más "sofisticado".
- Piquillo.
- Crema de morcilla ( morcilla y nata, simplemente).
- Oliva verde.
Cortados los piquillos, rellenos con la crema de morcilla y enseñando bien su interioridad.
La textura de la crema quedó fabulosa y la unión de sabores ni os cuento....

Esta nueva tapa es, sencillamente la unión de la cebolla caramelizada con el salmón ahumado.
- Cebolla caramelizada. (Teneis la receta en el "A- Z").
- Salmón ahumado.
- Oliva negra, para rematar.
Desde luego bien senciclla de preparar......
La cebolla caramelizada da mucho juego, tanto con carnes, como con pescados.

Y la última, pero no por ello la peor la tapa que os presenté ayer mismo. Así que no voy a volver a explicarla. ¿Verdad?.
También hice croquetas de sobrasada y de morcilla y, como postre, un flan de huevo que hice en el micro ondas.
Pero ahí, ya, estaba el tiempo tormentoso y no pude hacerles fotos pues mis imágenes las tomo, siempre, en la terraza y, a esas horas, aquí, en Zaragoza, caían chuzos de punta.
Las visitas, como siempre que les saco tapas, se quedaron con la boca abierta y era una gozada ver tantos colores juntos.

¡ESPAÑA!.
¡ESPAÑA!.
¡ESPAÑA!.

Pochoncicos.