lunes, 10 de enero de 2011

Hojaldre de longaniza.

Esta Noche vieja, pasada, me apeteció por fin lanzarme con el hojaldre pues era una de mis asignaturas pendientes.....
Mirad que es sencillo y a mi me daba "cosa" el hacerlo.....
¡Que tonta fui!.
Es sencillísimo de hacer y da un montón de juego.
Como, en la cena tenía pensado sacar unos champis rellenos de batido de jamón, al usarlos, se me quedaron los rabos sueltos y, como no es cuestión de tirar nada y no iba a hacer nada con ellos se me ocurrió que también podía caramelizarlos y usarlos en los hojaldritos. además de cebolla carameliza.
Los hice con los mismos tiempos. así que no os pongo la receta.
Pensado y hecho.
Me encomendé a todos los Santos del devocionario aragonés y me lancé a ello.

Ingredientes:
- 1/2 enrastra de longaniza que no esté oreada.
- Cebolla caramelizada.
- Rabos de champis caramelizados.
- 1 masa de hojaldre fresco (esta vez no fue del congelado).
- Clara de huevo.

Elaboración:
Extender la masa de hojaldre y cortar en rectángulos o cuadrados.
Colocar un "troncho" de longaniza en cada hojaldrito.
Colocar la cebolla caramelizada o los champis encima de cada trozo de longaniza.
Hacer la forma de hojaldrito y pintar con clara de huevo ( yo no quería que quedase demasiado dorado, por eso no le puse yema).
Meter al horno a 180º unos minutos.
Los tiempos no los pongo porque fue a jo de buen cubero, pero calculad entre 5 y 10 minutos.
¡Listos!.
Aquí tenéis la imagen de la longaniza con los champis, antes de pasar por el horno.
Esta es la longaniza con la cebolla.
Puedo decir que no duraron ni un decir "Amén, Jesús".
Y como me gustó la experiencia ya he comprado más hojaldre para hacer más probatinas.

Pochoncicos.