domingo, 23 de enero de 2011

Polvo de caramelo de puerro

De un desaguisado me ha salido esta propuesta de hoy....
Resulta que preparé cebolla caramelizada y, espabilada de mí, pensé.... ¿Y porque no caramelizar puerro?.
Ni corta ni perezosa me preparé el puerro bien cortado en juliana y lo hice siguiendo los tiempos de la cebolla ya mencionada.....
El caso es que no caí en la cuenta de que el puerro tiene bastante menos agua que la cebolla y que me iba quedar mucho mas caramelizado....
Lo cierto es que antes de triturarlo tiene pinta de alien.....
No es muy agraciado que digamos pero, la gran sorpresa llega al triturarlo y catarlo.....
Porque también me dije que aquello olía muy bien y que los feos también tenemos derecho a vivir y a ser conocidos.....
¡Bendito descubrimiento!.
Un sabor de lo mas sugerente.
Desde luego no es para darse un atracón.
Más bien lo usaremos para darle el toque final a unas sencillas tapas y, así, darles potencia de sabores.

Ingredientes:
- 3 puerros.
- 2 cucharadas de aceite.
- 1 cucharada de agua.
- 2 cucharadas de azúcar.

Elaboración:
Cortamos, en juliana el puerro. Lo ponemos en un bol apto para microondas.
Le ponemos el aceite, el agua y el azúcar.
Ahora al microondas 5 minutos.
Transcurrido este tiempo lo sacamos y le damos unas vueltas. Volvemos a meter al micro otros 5 minutos.
De nuevo sacar y marearlo un poco y otros 5 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar.
Ya se puede comer tal y como sale pero la otra opción es triturarlo hasta reducirlo a polvo.
Las tostada del centro son las que llevan el caramelo de puerro.
Las de la izquierda llevan mermelada de pera a la vainilla y las de la derecha llevan mermelada de piquillos.
Aquí tenéis mi paté casero con su polvo de caramelo de puerro.
Quedó de lo más original.
¡Vivan los feos!!!.

Pochoncicos.