viernes, 15 de abril de 2011

Bacalao con salsa de piñones y almendras

El Recetario mañoso nos cuenta como se introdujo el bacalao en nuestra tierra y yo os puedo contar otra anecdota sobre esta historia:
Los bilbilitanos (habitantes de Calatayud, antigua Augusta Bilbilis), por estas tierras tenían otro gentilicio, más "del bulgo".
Eran conocidos como "Estopilleros" y esto era por el material con que hacían las "sogas" o cuerdas.
Creo que mucha gente sabrá que estas cuerdas, que tanto usabamos de pequeñ@s para saltar a la comba, se hacían con estopa. De ahí el nombre popular dado a los Bilbilitanos.
Esto lo cuento como anecdota cotidiana de los pueblos de la redolada y no como desprecio hacia ellos, que conste.
Los de pueblo somos así....
A los de Morata y Muel, por ejemplo, también se nos podría llamar "Cementeros" por las canteras y fábricas de cementos....
Y aquí os puedo contar que a los "Moratenses" se nos llevan los demonios cuando nos dicen aquello de.... "Morata del Conde" pero, como decía Ende, esa historia os la contaré otro día.
Hoy estamos en otro tajo.....
Otra receta tradicional, aragonesa que se puede hacer tanto con abadejo como con bacalao (son distintos aunque muchas veces se confunden).
Seguimos con recetas muy sencillas que acaban resultando muy potentes y con "enjundia", como llamamos por estas tierras al "fundamento".
Existen varias versiones de este plato. Una de ellas lleva tomate. No es el caso, claro.
Tan sólo es el bacalao con cebolla, almendras y piñones.

Ingredientes:
- 2 trozos de lomo de bacalao seco ( 500 grs. aprox.)
- 1 cebolla.
- 100 grs de piñones.
- 100 grs de almendras en polvo.
- Caldo de pescado.
- Harina.
- Aceite de oliva.
- Agua.

Elaboración:
48 horas antes de iniciar el plato desalaremos el bacalao.
Freímos la cebolla y reservamos.
Pasamos el bacalao por harina y freímos en el mismo aceite que la cebolla.
En una sartén, a parte, freímos la harina, los piñones y la almendra en polvo.
Cuando empiezan a cambiar de color les incorporamos el caldo de pescado y hacemos una salsa ligadica pero no demasiado espesa. Ahora tenemos, ya, la facilidad de usar las pastillas de caldo de pescado pero la receta tradicional se hace con caldo de pescado que se reservaba de una sopa anterior, por ejemplo.
Personalmente prefiero el caldo casero, por supuesto.
En ese momento añadimos el bacalao que teníamos reservado y dejamos cocer unos 20 minutos aproximadamente. Si vemos que, el caldo empieza a espesar demasiado le añadimos un poco de agua y agitamos la sopera sin usar la cuchara pues el bacalao se deshace con una facilidad pasmosa. (De hecho podéis ver perfectamente que, en las fotos, no está entero).

¡Este primer plano lo dice todo!.
Para darse un atracón de "mojetes" de pan.
Como siempre os digo cuando os presento una de estas recetas tradicionales son muy pocos elementos que se unen de forma magistral para dar como resultado este plato "saltaparapetos".
Vamos que con un plato de estos te vas a cabar al huerto y no te enteras.
Jajajajajajaja.
Con esta receta participo en la Repesca mañosa y, como siempre digo os animo a que participeis en ella.
Este ingrediente si que se encuentra en todos los sitios!!!!.
El Recetario mañoso hará una estupenda recopilación de todas las recetas. Seguro!!!.
Pochoncicos.