martes, 12 de abril de 2011

Bacalao D. Miguel. (Abadexo).

Suenan los tambores en Aragón. Suenan los timbales, las "carraclas", las matracas, las cornetas...
El aire se llena de olor a incienso y los capirotes y terceroles inundan nuestras calles y plazas.
Está llegando a su fin la Cuaresma y ya tenemos a la vuelta de la esquina la Semana Santa.
Este mes, como no podía ser de forma mas tradicional dadas las fechas, el Recetario Mañoso lo dedica al....


Tiempos de introspección, tiempos de pescado y como aquí no lo hay más pescado fresco que el fluvial, se recurría a las salazones.
En estas fechas es cuando cobra auténtico protagonismo nuestro ingrediente del mes.
En nuestra cocina tradicional existen multitud de platos con este producto desde el conocidísimo "Bacalao al ajoarriero" hasta los sencillos buñuelos de bacalao.
Por estos lares estaba considerado plato de fiesta y así se vestía en fechas como Navidad o la obligada abstinencia de Semana Santa.
Este plato que hoy os muestro es típico de Calanda y tiene su toque de gracia en la forma de cocción pues no se usa agua, sino leche.
La leche suaviza el sabor del tomate haciendo una salsa estupenda para mojar pan en ella.
¿Os animáis a probarla?.

Ingredientes:
- 250 grs de bacalao curado desalado.
- 3 tomates pelados.
- 1 cebolla.
- 1/2 l. de leche.
- 1 huevo.
- Harina.
- Aceite de oliva virgen.
- Sal.
Elaboración:
Una vez desalado el bacalao lo pasamos por harina y huevo y lo freímos reservandolo.
En ese mismo aceite freimos la cebolla y cuando empieza a cambiar de color añadimos el tomate.
Seguimos sofriendo e incorporamos el bacalao que habíamos reservado y la leche.
Dejamos cocer unos 15- 20 minutos.
Adornamos con perejil y ya tenemos el plato solucionado.
Si nos apetece podemos triturar la salsa para que queda de textura homogénea pero esto ya es optativo.
Resulta y plato contundente y de mucho sabor.

Disfrutad de la Semana Santa que la aragonesa es atronadora y recia, como somos las gentes de esta tierra.

¡Entalto Aragón!. ¡Entaban!.

Pochoncicos.