sábado, 23 de abril de 2011

Pasta con lechecillas y ajetes

Me apetecía hacer esta mezcla de ingredientes y no quedé defraudada, en absoluto.
Más sencilla ya es imposible y es, en realidad un aprovechamiento de unas pocas lechecillas que me quedaron de la comida del día anterior.
Tan sencillo como cocer un poco de pasta y mezclarla con las lechecillas de ternasco con ajetes, dándole un hervor para que coja el sabor de las lechecillas.
Y es que me encanta comer pero, a veces estoy vaga.
Esta es una buena solución para esos días "perriquitiosos" que tod@s tenemos, a veces.
Así que sólo cocer la pasta y espatarrarse en el sofá tranquilamente.
Este plato se hace único, con lo cual también te puedes olvidar de pensar en que preparar para un segundo....
Es lo bueno que tiene la pasta. Que combina perfectamente con todo lo que se nos ocurra.
¡Ayyyyyyyyyyyy!. ¡¡¡¡Que lo veo y se me hace la boca agua!!!!.
Hoy estoy vaga, de nuevo pero no tengo nada que me pueda sacar del atolladero....
¡Ala, a darle al coco para ver que preparo!.

Lo siento pero la luz era muy mala y no se ve muy bien que digamos la receta.

Por cierto:
Feliz San Chorche!!!!

Pochoncicos.