viernes, 18 de octubre de 2013

Pinchos morunos de pollo


Con esta receta participo en el concurso TUBROCHETA by Glo organizado por Tubrocheta.com y Glo de Cocinar con amigos 


 Hace mucho tiempo que preparo estos pinchos en casa y la verdad es que siempre tengo en el congelador para llegar, sacar, hacer y comer.
Son muy sencillos de preparar pues lo cierto es que tan sólo hay que poner en adobo la carne durante 24 horas y luego ensartar en las brochetas.
Quizás el truco está en como conseguir que los trozos queden mas o menos iguales y sea fácil cortarlos de un tamaño similar.
¡Y ahí está el "truqui"!. Es muy sencillo. Tan solo hay que meter las pechugas de pollo en el congelador un rato y dejar que la carne se empiece a endurecer pero no que llegue a congelarse.
Al endurecerse la carne, por efecto del frío, resulta mucho más cómodo poder cortarla y los trozos, como veis, quedan de un tamaño y forma muy aproximado.

Ingredientes:
- Unas cuantas pechugas de pollo. (Pongamos 4, por ejemplo).
- 1 cucharada, sopera. de especias para pinchos.
- 1 cucharada de cominos molidos.
- 2 cucharadas, soperas, de aceite de oliva.
- Sal y agua.
Elaboración:
Una vez cortada la carne la salamos.
En un bol mezclamos las especias con el aceite y el agua agitando bien para emulsionar la mezcla.
Esta mezcla la vertemos sobre las pechugas de pollo y dejamos en adobo 24 horas.
A las 24 horas tan solo hay que ensartar en las brochetas, dejarlas escurrir el exceso de líquido y ya están listas para planchear dándoles el tostado que más nos guste.
Si queréis hacer las brochetas con menos cantidad de grasa tan sólo hay que meterlas en el micro 1 o 2 minutos mientras se calienta la sartén.
Una vez que se sacan del micro las pasamos por el fuego y dejamos que se doren.
No necesitan más aceite que el que llevan inpregnado.
Sencillo y rico. ¿No os parece?.
Una receta bien sana que os animará a comer la pechuga de pollo de otra manera.

Besicos.