domingo, 25 de mayo de 2014

Cuscus de ciervo con salsa de frambuesas y vino tinto


 Este mes, en el Recetario Mañoso estamos cocinando con pasta de la mano de Sefa y Rosalía  y yo he aprovechado que tengo en casa a los dos catadores (Manolo y Tatiana) para, además, sacar un magnífico trozo de ciervo que me regalaron mi prima Mari y su marido Ruben.

No sé si ya lo sabréis pero en Aragón (Más concretamente en Daroca) tenemos la sede de una de las mejores pastas de España: Pastas Romero. así que era imposible que nuestro Recetario se olvidase de este producto.


La verdad es que ha supuesto todo un reto para mí el encontrar algo que casase bien con estos dos ingredientes pero he de decir que esta receta nos sorprendió a todos.
¡Si os sobra salsa guardadla porque es una gozada para cualquier plato de carne!.

Ingredientes:
- 250 grs de cuscus.
- 300 ml de agua.
- AOV
- 300 grs de lomo de ciervo.
- 100 grs de setas de cultivo.
- 1 diente de ajo.
- 20 frambuesas.
- 2 cucharadas (soperas) de mermelada de frambuesa.
- 100 ml de caldo de carne.
- 1 cucharada (sopera) de fécula de patata.
- 1/2 calabacín.
- Sal y pimienta.
- Romero (Para decorar).
- 1 vaso de vino tinto.
- 1 vaso de vino blanco.
Elaboración:
Cortamos, a tacos, el ciervo y lo salpimentamos. A continuación doramos en una sartén con un hilillo de AOV para, después, pasar al horno a 180º entre 10 y 15 minutos.
Una vez que está asado el ciervo desglasamos con el vino tinto.
En la sartén donde hemos plancheado el ciervo juntamos todos los jugos que han resultado del asado y agregamos el vino blanco para dejar que caramelicen todos los sabores juntos.
Agregamos la mermelada de frambuesa y el caldo de carne dejando que reduzca un poco la salsa.
Diluimos la cucharada de fécula de patata en un poco de caldo de carne y la incorporamos a la salsa para que espese y colamos. Incorporamos la carne y dejamos que coja el aroma de la salsa.
Es el momento de incorporar las frambuesas para lo cual separaremos un poco de salsa que  dejaremos hervir 2 o 3 minutos y retiramos del fuego reservando en un baño María.
La parte de la carne ya está lista.
Ahora sencillamente haremos el cuscus siguiendo los consejos del fabricante. (Yo he usado cuscus del rápido).
Plancheamos el calabacín y las setas con unos ajos laminados.
A la hora de presentar en mesa pondremos el cuscus sobre un lecho de calabacín plancheado y en el centro colocaremos la carne con su salsa y parte de la salsa, con las frambuesas, la añadiremos por todo el plato. Rodearemos la fuente con las setas plancheadas y, para terminar, decoramos con romero.