jueves, 4 de junio de 2009

Guisantes con salmón ahumado y gambas y una de escoceses, ¡Marchando!


Bueno, hoy vamos de verdura y ahumados.
Compré, hace poco en el bonarea unos paquetes de salmón ahumado, que me encanta. Los guardé para usarlos cuando me viniese la inspiración y, mira tú por donde, ya les he sacado rendimiento.
El primer paquete lo gasté rellenando una tortilla de patata, que es una cosa facil, rápida y gusta mucho en casa. (Ya sabeis... mahonesa, cebolla, etc...).
El segundo paquete lo he empleado en estos platicos que os describo a continuación.

Empiezo ad escribir el plato de guisantes pero, lo cierto es que primero hice la receta escocesa y los guisantes fue plato de aprovechamiento de sobras.

Guisantes con salmón ahumado y gambas.

Ingredientes:
- Medio paquete de guisantes del congelador.
- Una cebolleta tierna.
- El huevo que me sobró del plato escocés.
- El salmón que sobró del mismo plato.
- Unas gambas congeladas.
- Aceite, sal y agua.

Elaboración:

Cocemos los guisantes.
Cortamos la cebolleta lo mas fina posible y la pochamos un poco. Cuando esté pochcadica le añadimos el huevo, el salmón y unas gambas.
Dejamos que se sofria todo un poco y juntamos los guisantes al revuelto.





Huevos escoceses:
Ingredientes:
- Unos huevos, naturalmente.
- Leche ( Yo le puse nata porque, en casa, tengo un mal comedor y hay que meterle las proteinas como se puede).
- Unos filetes de salmón ahumado.
- Sal y pimineta.
- Aceite para freir.
- Colorante alimenticio (Esto es opcional).
Elaboración:
Ponemos a calentar el aceite y vamos batiendo los huevos. Salpimentaremos estos y les añadiremos la leche (recordad, esta vez era nata líquida).
Cuando el aceite esté caliente le pondremos la mezcla que hemos salpimentado y empezaremos a darle vueltas con un tenedor o cuchara de palo.
Cuando estén ya hechos (Esto tambien va a gusto del cocinero, claro) los popndremos en un plato, les daremos el último toque de pimienta y colocaremos, encima el salmón ahumado.
Se puede servir con unos triangulos de pan de molde tostado o frito que habremos adornado, en la punta, con un poco de mantequilla o margarina y habremos adornado con cebollino fresco.
¡Plato listo!.
Es una buena cena y cambias un poco eso de huevo frito hoy y mañana tortilla....
Pochoncicos.