domingo, 1 de marzo de 2009

Albondigas con "truqui"

No os voy a poner la receta de las albondigas porque es la misma de siempre, solo que le he añadido un "truqui".

Se me ocurrió hacer esta "barrabasada" a las albondigas el día que intenté hacer hamburguesas vegetarianas y me salió solo un revuelto de verduras y huevo...

Bueno, en realidad no hay mal que cien años dure ni calvo que lo recuerde; así que aquella "metedura de pata" me sirvió para que se me encendiese la bombilla en el cerebro.

Me pregunté... ¿"Y que tal quedaría si mezclase la soja texturizada con la pasta de las albóndigas?. Ni corta ni perezosa, una vez sola en casa, (para que no pillasen el "experimento") me puse a la faena...
¡Ala, Marivi, mezcla los ingredientes de siempre y "zancocha" un rato a ver lo que sale...!

Allá que me pongo a hidratar la soja y, mientras tanto, preparo el resto de la masa sin variar un ápice los ingredientes que siempre pongo.

Una vez hidratada la soja ( le metí a la mezcla habitual 6 cucharadas de soja...)la mezclé con mi masa acostumbrada y, directamente, me dediqué a hacer las "bolitas" de albóndigas. Oye, pues resyultó muy bien. La soja se incorporó al resto de masa sin ningun problema y le dió una textura como mas suave...

Cuando me puse a freirlas me dió un poco miedo por si se "pegaban" al culo de la sarten, pero no, ninguna tubo la osadía de hacerlo.

El resultado fue una masa suavísima y con el mismo sabor, forma y textura de siempre, así que simplemente había que pasar la "prueba de algodón"... Darselas a los fieras de casa sin que supieran la diferencia.

Ayer para cenar les saqué mis albondigicas....¡Más buenas!!!!!!!!!!!!!!.
Dieron el pego perfectamente, nadie supo que eran distintas a las de siempre.
Solo se lo dije a mi hija, que esa tiene mas arrestos que los demás y no pone tentas pegas con las "comidas extrañas".

Cuando se metan a leer el blog (Sé perfectamente que lo hacen de vez en cuando) se enterarán de que han sido conejillos de indias... Jijijijiji. ¡Ahhhhhhhhhhh, lo siento!!!!!!!!!!. Ahora ya sois coballas de cocina.

Ala, que ya me he descubierto.

Supongo que no soy la única que ha tenido esta idea, claro.

Besicos.