lunes, 7 de septiembre de 2009

Risotto de setas y jamón

Hoy he preparado este risotto, un poco como Dios me ha dado a entender...
Hacía ya días que tenía, en el congelador, una bolsa de setas variadas a la espera de ser utilizadas y hoy me he decidido.
Ya sabeis que me encanta eso de las "provatinas" y quería experimentar con la cebolla reciclada del adobo que os he puesto en el anterior post, así que, entre unas cosas y otras aún me ha salido algo bueno.

Ingredientes:
- 3 bolsas del arroz congelado "descongelar y punto" de Mercadona.
- Un buen puñado de la cebolla, lavada, del adobo.
- Un buen puñado de setas congeladas.
- Un buen puñado de jamón serrano.
- Medio vaso de guisantes congelados.
- 2 vasos de agua.
- 1/2 pastilla de caldo de verduras.
- Aceite de oliva.
- 1/2 vaso de vino blanco.
- Un buen puñado de queso Enmental.

Elaboración:
Metemos en el micro las 3 bolsas de arroz durante 10 m. (Salen que ya casi, casi están hechas).
Mientras tanto vamos sofriendo la cebolla que, con el puntito que le dieron als especias del adobo estaba chachi. Seguidamente sofreimos el jamón
Cuando la cebolla empieza a transparentarse le añadimos las setas y el jamón y dejamos reducir el agua que suelta.
Por otr lado cocemos un poco los guisantes.
En una sopera grande ponemos el arroz que casi está hecho y le añadimos los dos vasos de agua y la media pastilla de caldo de verduras además del vino blanco y los guisantes anteriormente citados.
Tiene que hacer "chup, chup" 5 m. y después le ponemos el vino y otros 5 m.
Ponemos el queso enmental, cubrimos con su tapadera la sopera y dejamos que repose.
El tiempo de reposo sirve para que el queso se funda y se distribuya por todo el guiso.
¡Plato acabado!.
¡Buen aprofeito, mesach@s!.
Para un domingo vago va de maravilla este plato.
Ni que decir tiene que se puede hacer con todos los productos frescos, respetando sus propios tiempos.
Por cierto, la cebolla, del adobo, se lava normalmente, pero es que, esta vez, hubo que hacerlo a la fuerza ya que doña Tatiana se excedió con la pimienta y eso hubiera resultado "mortal de necesidad".

Pochoncicos.