domingo, 16 de mayo de 2010

Rissotto de champiñones y pollo a la menier

Antes de empezar este post quería aclarar algo que me va haciendo runrun, en la cabeza, hace días:
Ultimamente "ando" chunga, con esto de la ciática, ya lo sabéis, y me toca estar haciendo reposo el mayor tiempo posible, así que me paso la mayor parte de las tardes "espatarrada" en la cama y, al ordenador, poco caso le hago.
Voy dejando algún comentarios, en vuestros blogs, pero, la verdad, pocos.
Eso sí os sigo a tod@s, aunque no os escriba nada, o muy de tiempo en tiempo.
Las entradas que voy haciendo igual las preparo, todas el mismo día y las porgramo para que salgan cada dos para no dar mucho la vara, claro.
La verdad es que, cuando me meto en la cocina no hago una cosa sólo, así que una mañana puedo hacer fotos de varios platos (he llegado a hacer hasta 5 cosas una misma mañana) porque, como mi cabecica funciona por "antojos".....
Ayer mismo preparé varias cosas porque, el domingo, tengo "comida familiar" y ya voy empezando con los preparativos......
En los próximos días irán saliendo las recetas, pero tengo que elegir, muy bien, lo que quiero publicar porque hay veces que es una pasada de cosas las que hago (tanto es así que casi podría programar para cubrir un mes entero publicando cada dos días).
Por eso, algún día, vereis que publico varias recetas en un sólo post. (Es que no me gustar, tampoco, almacenar muchas recetas. Yo soy, más del "dia a día)

Y ahora, después de semejante monólogo os cuento la receta.



Esta vez vamos a por un plato de lo más completo y que tiene su versión ligth, claro.
Hacía días que me apetecía comer arroz y, por unas cosas u otras, no llegaba, nunca, el momento.
El día que hicimos, esta semana,a el menú semanal decidí meterlo, en lista y, así, quitarme esta "apetencia" de encima. Que ya valía.....
La verdad es que ha sido un plato muy sencillico de preparar, pero el resultado ha sido increíble.
Luego, me ha dado por pensar y me he plantado este "pollo a la menier" que, como acompañamiento al arroz ha quedado de lujo; así que me he encontrado, de nuevo, con dos recetas en una.
Ingredientes:

Para los champiñones al horno:

- Una bandeja de champiñones laminados.
- Dos cucharadas de aceite de oliva.
- 1 cucharada de mi agrio aderezante.
- Un poco de ajo en polvo.
- Un buen pellizco de perejil seco y sal.

Para el rissotto:
- Un vaso de arroz.
- 1/2 pastilla de caldo de verduras.
- 2 vasos y medio de agua.
- Los champiñones al horno.
- 100 grs de queso fundente.
- 1 cucharada de aceite y sal.

Para el pollo a la menier:
- 2 trozos de pechuga de pollo fileteada, por persona (ya salpimentados).
- 30 grs de mantequilla.
- 20 grs de aceite de oliva.
- El zumo de medio limón y sal.
Elaboración:
Primero hacemos, al horno, los champis poniéndolos 30 minutos a unos 180º con su aceite, el agrio aderezante, la sal, el ajo y perejil.
Mientras esto se va haciendo, en el horno ponemos a cocer el arroz en el agua con la pastilla de caldo, la sal y el aceite con un poco de colorante alimenticio y unas hebras de azafrán.
Pasados 10 minutos de cocción del arroz apagamos el fuego y lo dejamos reposar, tapado con una "corbetera" (tapa). El calor residual acaba de hacer el arroz.
Incorporamos los champiñones del horno y el queso fundente. Mezclamos bien, los ingredientes.
Emplatamos como más nos guste y plato resuelto. (He usado mi aro de emplatar cuadrado, el más grandote).

Por otro lado enrollamos la pechuga de pollo y la hacemos unos minutos al vapor.
Seguidamente la pasamos por la plancha que habremos untado con un poco de mantequilla y doramos.

Para hacer la salsa, simplemente, deshacemos la mantequilla en el micro ondas, le añadimos el aceite, el limón, la sal y el perejil y batimos con un tenedor para que emulsionen, bien, el aceite con la mantequilla.
Aviso para quien no haya probado esta salsa (dudo muy mucho que falte alguien de probarla).
Esta es una salsa que tiene un fuerte sabor a limón precisamente por la gran cantidad de zumo de este que lleva. Pero ese es su sabor real......

Volvemos a nuestro plato, donde tenemos emplatado el rissotto, le colocamos unas hojas de lechuga, como adorno y le ponemos el pollo enrrolladico y pasado por la sartén.
Como final napamos con nuestra menier y plato resuelto.
Yo he hecho, este plato, con arroz bomba pues queda más gelatinoso que el arroz largo y casa muy bien con el queso para dar esa textura especial del rissotto.
Una manera más ligth de comer este plato sería poniendo queso bajo en grasa y haciendo el pollo en una cucharadita, tamaño postre, de aceite. Desde luego la menier si que tiene calorías, pero se puede hacer sencillamente con un poco de aceite, limón y perejil.....
Los champis si que son ligth, totalmente, pues llevan muy poco aceite, al ponerles el limón y como desprenden, por si mismos, mucha agua al hacerse.....
Un plato único estupendísimo y como muy buen sabor.
La catadora ha quedado más que satisfecha....
¡Buen aprofeito!.

Pochoncicos.