lunes, 6 de julio de 2009

Truco para limpiar la plata sin frotar

Este truco lo he rescatado, hoy mismo, del baul de los recuerdos pues hacía tiempo que no pensaba en él.
Es otra forma de limpiar la plata sin usar el tipico bicarbonato de toda la vida.
Cojed un tomate (Mejor si está pocho porque nos hará menos duelo de "malgastarlo"). Cortadlo por la mitad y meted en él la o las pulseras, anillos, etc... que querais limpiar. Cerradlo y giradlo varias veces para que suelte juguillo. Dejadlo con las joyas, dentro de él, entre una y dos horas.
Despues simplemente sacad la plata y lavadla con gel de manos, por ejemplo, y secadlas con un trapo suave. El resultsado os sorprenderá. Mis pulseras estaban "negras" y ahora mismo brillan un monton y lo he hecho a medio día, dejandolas solo 1/2 h. dentro del tomate porque aún no tengo tiempo de entretenerme.
El juguillo del tomate sale, después negro pero la plata brilla mucho.
¡Probadlo y ya me contareis!

Pochoncicos y acarrazadas.