domingo, 4 de abril de 2010

Costilla escabechada a la aragonesa

Nueva receta de nuestra cocina aragonesa.
Esta vez la he sacado del programa "Aragón en Abierto" de Aragón Televisión.
Es quizás un poco laboriosa de preparar, pero en dos días tienes unos resultados magníficos.
La 1ª imagen que os muestro es la 1ª fase del proceso: El adobo que necesita estar,e en el frigorífico durante 24 horas.

Ingredientes:
- Costilla de cerdo.
- Pimentón.
- Ajo.
- Orégano.
- Tomillo.
- Romero.
- Aceite de oliva.
- 1 vaso de vino blanco.
- 1 vaso de vinagre.

Elaboración:
Adobamos nuestra costilla, durante 24 horas con ajo, aceite, sal y orégano.
El día que vamos a acabar el plato añadimos el pimentón al adobo y removemos bien para que se extienda bien el pimentón, pero no coja, la costilla, demasiado sabor a este.
Con este adobo metemos la costilla al horno durante 40 minutos a 180º.
Una vez pasado este proceso preparamos, en una sopera ancha y baja una mezcla de aceite de oliva, romero, tomillo, orégano, vino y vinagre.
Escurrimos muy bien el aceite del "asado" de la costilla y lo reservamos pues es ideal para acompañar a otros platos.
Incorporamos la costilla al aceite que habremos puesto a calentar y la dejamos como 2 horas al fuego, pero sin que llegue a hervir ( vitro al 3, como mucho).
De vez en cuando le vamos dando algún "meneo" pero sin cuchara ni nada.
A las dos horas, la costilla está confitada, no frita y ya se puede sacar del fuego y embotar.
Por supuesto se embota con aceite de oliva y un poco de aceite de girasol para que no se "rancie" nuestra conserva.
Cuando os apetezca sólo hay que ir al bote y, como si de un adobo se tratase, coger, calentar y comer.

Esta última imagen es la de los dos aceites resultantes de esta elaboración.
El "rojo" es del primer asado de la costilla y tiene el color del pimentón.
El "naranja" es el del propio escabeche y, tanto uno, como otro sirven para dar sabor o condimentar otros platos, así que ni se os ocurra tirarlos.
Espero que este nueva receta sea, también de vuestro agrado.
Os puedo decir que, en casa, ya hemos probado un trocico de costilla y estaba fabulosa!!!!!.

Pochoncicos.