jueves, 8 de abril de 2010

Tarta de melocotón, trapacera



Bueno, para empezar, decir que esta receta está "reciclada" de una entrada antigua que se llamaba "Migas desaguisadas".
En ella incluía una "batallita" con las primeras migas a las que me enfrentaba y que salieron de penica, así que he preferido separar esta receta pues, la verdad, salío riquísima, en su día.
Se seguia notando mi "novatería" en este mundillo de los blogs......
Y, si mi cámara, actual, no es muy buena que digamos no quiero ni contaos como erá la que usé para hacer esta foto.....


Ingredientes:


- 1 lámina de masa de hojadre. (yo tenia bases de pizza así que eso he usado).

- 1 natilla de esas compradas que ya están hechas. (Yo la puse de las de hacendado, que son buenas y están muy bien de precio.)

- 1 lata de melocotón en almibar. - Un "polvo" de canela. - Un polvo de jengibre.

Elaboración:

Extender la masa y enrollar los bordes un poco. Queda tipo "pizza calçone". Con un tenedor pinchamos la masa para que no se ahueque. Metemos la masa al horno, precalentado a 250 º, unos 10 m. Con este tiempo de horno la masa queda un pelin hecha, pero no está acabada de hacer. Mientras se ha ido haciendo la masa abrimos el mecotón en almibar y lo ponemos a escurrir y lo cortamos en rodajas ( Obviamente yo este paso lo he suprimido). Extendemos en la masa medio cocida la natilla y le añadimos la canela (En ese momento he puesto también el jengibre), ponemos el melocotón encima y ya podemos meter la tarta al horno. Yo, antes de meter la tarta al horno le he puesto, por encima del melocotón, unos sobrecicos de azucar moreno. El horno lo habremos bajado de temperatura al meter por 1ª vez la masa ( De 250º a 200º ó 180º), así que lo dejaremos con esa temperatura y las dos resistencias del horno. El tiempo depende de como nos gusten las masas, claro. Si te gusta mas doradita la masa yo aconsejaría tener la tarta como 30 m. A mi me ha quedado bastante bien teniendola solo 20 m., pero para gustos colores.
El jengibre, al mezclarlo con la canela, no se nota para nada; únicamente deja un retrogusto al final de la lengua un poquito picante pero nada desagradable al paladar.

Como siempre os he dejado imagen de la tarta pero es que mi cámara no va nada bien.


Pochoncicos.

Se nota que ya la he catado, eh???????

Nota:
Releo la entrada y me da casi verguenza o risa.... No sé por cual, de las dos, decantarme.