sábado, 24 de abril de 2010

Salsa jardinera de acompañamiento

Antes de explicar mi idea de hoy, para la comida del medio día, quería enseñar esta cajita, que compré en los chinos (como no) el otro día.
En realidad es una caja para guardar anillos, discos desmaquilladores, etc.... pero yo llevaba bastantes días buscando algo similar para poner los tres tipos de pastillas de que caldo que suelo usar y, por una vez, dí con una solución de loo más adecuada....
En realidad ocupa menos espacio que los tarros de cocina y, al ser cuadrada, se rentabiliza el espacio pues, como veis en la foto, el caldo se puede guardar muy bien ordenado.

No, no me extiendo más sobre esto, porque simplemente quería mostrar el otro lado de mi imaginación..... El orden; sobre todo el cuestión de "cacharritos", se refiere y, lo más gracioso es que siempre acabo comprando cosas para la cocina.....
En fin, que lo que estamos.....
Mi receta de hoy:


Salsa jardinera:

Ingredientes:
- 1/2 cebolla picada.
- 1/4 de pimiento rojo.
- 1/4 de pimiento verde.
- 1 zanahoria grande.
- 100 grs de pisto que tenía en el frigo.
- Tomate frito.
- 100 grs de guisantes.
- Aceite para freír.

Elaboración:
Ponemos a cocer los guisantes (Yo congelados)
Pelamos la zanahoria, los pimientos y la cebolla y los cortamos en bruiné.
Ponemos a sofreír la zanahoria y, a los 5 minutos ( más o menos) le incorporamos el resto de vegetales. Seguimos sofriendo hasta que, la cebolla empiece a dorarse y el pimiento a estar tierno.
En ese momento incorporamos el pisto, que teníamos reservado y un poco de tomate frito, para alargar la salsa. Dejamos que reduzca el líquido y le incorporamos los guisantes.
Unas vueltecicas para unir sabores y salsa terminada.
Es una estupenda solución para apañar tanto verduras como arroz, pasta, carnes, pescados....

Desde luego, la pasta del medio día, que simplemente había cocido con media pastilla de caldo en cubitos, ha quedado estupenda y si gusta, esta salsa, un poco más líquida sólo hay que añadir un poco de agua.


Unos sencillos filetes de cabezada de cerdo, a la plancha, han ganado lo inimaginable acompañándolos con esta salsa.
¿Quien dijo que la jardinera sólo se usaba para albóndigas o filetes?.
Si nos resultan aburridas nuestras comidas es porque no dejamos volar la fantasía y no nos arriesgamos a mezclar cosas y hacemos, nuestros platos, siempre igual.
La pasta no ha dejado de ser una pasta con salsa de verduras..... Y la carne no se ha convertido en un plato megacalórico por añadirle esta salsa......
¡Chic@s, imaginación al poder!.

Personalmente, os puedo decir que, aquí, esta idea , nos ha gustado mucho.

Disfrutad mucho comiendo abundantes verduras.

Pochoncicos.