jueves, 11 de diciembre de 2008

Patatas huecas con carne en un día con yuyu



Ayer fue un día de los de "yuyu"; esto quiere decir que tube uno de mis bajones y que era incapaz de ponerme a hacer nada. Cuando me medio puse las pilas tiré de congelador para hacer la comida ya que era incapaz de moverme pero, una vez pasada la hora de la comida y de que yo no hubiese comido nada pareció despejarse mi cuerpo y mi mente y me animé a ponerme manos a la obra.

Andaba pensando en como aprovechar un poco de carne del cocido que guardé en el congelador la ultima vez que preparé este plato y, de pronto me acordé: Podía preparar unas patatas huecas como las que preparaba mi tía Dolores aunque añadiendole mi toque personal así que allá que me fui y esto es lo que salió.

Al fin pude disponer de una camara y les hice varias fotos para ir dejando testimonio.
Patatas huecas con carne:Copos de patata
Agua
Harina
Carne del cocido
Dos huevos
Sal
Preparación:Añadirle agua a los copos de patata, harina y la carne del cocido haciendo una masa en la que se sostenga un tenedor en pie.

La carne ya la tenia picada anteriormente así solo ha sido cuestión de añadirla a la masa de patatas, agua harina y sal.

Incorporamos los huevos y mezclamos bien poniendo, por supuesto, sal en la masa que resulta.



Ponemos a calentar el aceite ( yo prefiero que sea aceite de oliva y mejor que mejor si es aceite de mi pueblo). Preparamos dos cucharas que sumergiremos en el aceite para que la masa no se pegue.

Con estas cucharas vamos haciendo croquetitas de la masa que tenemos preparada y las ponemos a freir en el aceite.

Cuando están doraditas las sacamos a un plato con papel absorbente y... ¡Plato preparado!. y ademas están de rechupete.

Una comida bien económica. ¿No es verdad?.

Otro día las repetiré pero añadiendole pescado cocido y una gambitas cocidas tambien, por ejemplo.

Ahí dejo colgada la foto del resultado final.


Bueno esta fue la primera receta que hice ayer, pero no quedó ahí la cosa.....

Como seguía inspirada tiré de nuevo del frigo y pillé tres alas de pollo que quedaban tambien de otro día que las había hecho simplemente fritas con unos ajos.

Corté en bruiné el pollo y tambien puse un trocito de chorizo como de tres dedos de largura cortado igual (Por si alguien no lo sabe bruiné quiere decir trocitos muy pequeños).

Sabía que tenía en el verdulero unas cebollas así que corté media cebolla tambien en bruiné y la puse a freir, cuando ya estaba medio doradita le añadí el picadito que tenía preparado y dos cucharadas generosas de harina. A esta mezcla le dí unas vueltas para que se "cociese" la harina y, despues le puse leche caliente para hacer una buena brandada. ( la leche se la puse caliente porque así no se hacen grumos en la masa). Por cierto de leche fue mas o menos de unos dos otres vasos pero es que eso se tiene que ir viendo mientras se hace la masa para que quede una texturada un poco mas clara que la de las croquetas pero tampoco puede quedar demasiado clara. Como no, la crema que salió la corregí de sal y la pasé por la batidora porque a mi no me gusta que se noten demasiado los trozos de chorizo.

Tenía por el armario de la cocina una tarrinas de usar y tirar de estas que venden en los chinos así que recurrí a ellas por no hacer croquetas que necesitan ser freidas y cojen mas aceite; conseguí llenar siete de estas tarrinas y, encima de la masa le puse queso mozzarella para meter a gratinar en el horno y..... voila!. ¡ tarrinas de "picos"!. Es una manera de disfrazar la comida para que algún tiquismiquis que tengo en casa se coma las sobras.

















¿Que tal pinta tienen?.

Yo estoy contenta del resultado y, ademas estoy muy orgullosa poque las fotos, esta vez si que son mias!!!!!!!!!!!.






Besicos




Wivith