sábado, 11 de septiembre de 2010

Dip de crujiente de jamón y rebollones

¡Porque será que, siempre, me empeño en decirle "dep" en lugar de "dip"?.
Un secreto...... es que me encanta Johnny.....
¡Ala, ya me he ido por las ramas otra vez!.......¡Que cabeza mas dispersa!.
¡Cambio, radical, de chip!. Click!.

Un nuevo experimento en cuestión de dips y debo decir que con resultados óptimos.
La idea me surgió, en principio, sólo con rebollones como elemento acompañante al queso pero, después, he pensado añadirle el crujiente de jamón y, debo reconocer, que ha sido un acierto pleno.


Aquí tenéis los rebollones y el crujiente, juntos, antes de unirlos al queso.
Sólo así, ya son toda una unión increíble, pero en dip.....
He pensado llevarlo, como entrante, para una comida a la que estamos invitadas y claro, 1º había que catarlo.....

Ingredientes:
- 6 lonchas de crujiente de jamón.
- 1 lata de rebollones.
- 1/2 caja de queso crema.
- 50 grs de nata de cocinar.
- 2 cucharadas de ajopere.
Elaboración:
Primero hacemos el crujiente de jamón (40 minutos de horno entre papel sulfurizado a 150º).
Seguidamente ponemos los rebollones en el horno, también, con un poco de sal y dos cucharadas de ajopere durante 15 minutos a 180º.
Mientras se hacen los rebollones, el crujiente ha ido enfriándose.
Picamos los rebollones y, seguidamente el crujiente de jamón. Reservamos un poco de esta mezcla Unimos, al queso, la parte de mezcla que no vamos a reservar y le añadimos los 50 grs de nata para hacer la mezcla más líquida y que se extienda bien en el pan.
Estendemos, el dip, en unos trozos de pan tostado y adornamos con un poco del picado que hemos dejado sin mezclar.
Antes de llevarlo, a la comida, ya sé que será un éxito.

Pochoncicos.